jueves, septiembre 27, 2012

Joe el Barbaro

No soy mucho de comprar cómics solo por sus equipos creativos, sí, notareis que doy mucho la paliza sobre mi mi mi, yo yo yo, pero son mis primeras entradas y hay que ir presentandose poco a poco a través de estos fríos caracteres linealizados.

Los nombres de los autores suelen ser más bien la puntilla que termina de decidirme por meterme en el cómic, después de los personajes, la premisa, o la idea de fondo. Por ejemplo, la idea de "Old Man Logan" me resultó curiosa, ese "Sin Perdón" protagonizado por Lobezno, y ese Lobezno fuera de su entorno superheroico siempre me gusta, pero claro, ya te dicen que guioniza Mark Millar(cuando no escribía cómics para vender películas) y lo dibuja Steve McNiven, pues apaga y vámonos.

Algo parecido me ha pasado con este Joe el Barbaro, me fijé en él cuando llegó a la tienda vi quien era el guionista, pero lo que me llamó del todo fue la premisa y la idea que había detrás de todo el tinglao.

No soy muy fan de Morrison, si bien no me he acercado a sus cómics lo suficiente como para formar esas opiniones tan polarizadas que tiene todo el mundo de el, suyos solo leí "Los 7 Soldados de la Victoria"(que ahora que a ECC le esta dando por sacar cofres con cosas, seria muy buena idea una edición con las 7 miniseries y sus prólogos y epílogos), la estupendisima "All-Star Superman" y este "Joe el Bárbaro" el cual paso a comentar en breve, que ya duelen 4 párrafos sin decir ni mu del cómic en si.

El cómic nos habla de Joe, un chico nuevo en la ciudad, que detesta todo menos su rata mascota y se dedica a dibujar en su cuaderno cuando los matones locales no le dan por saco. La madre, viuda, esta demasiado ocupada trabajando y sacando adelante una familia en apuros.

Hasta aquí el punto de partida, después de eso Joe vivirá un viaje fantástico a un mundo lejos de su realidad donde se convertirá en la ultima esperanza de un reino asediado por la oscuridad.

Morrison no es tonto, ni complaciente para con el lector, y como acostumbra a decir, su labor no es la de dar al publico lo que sabe que quiere, sino descubrir que es lo que aun el publico no sabe lo que quiere. Y se esta viendo como de un tiempo a esta parte, con su Superman y su Batman, como busca volver a los cómics donde lo fantástico y lo maravilloso conviven sin problemas.

Me explico. Desde la deconstrucción del héroe llevada a cabo por Moore en los 80 con "Watchmen" y en menor medida por Miller con "The Dark Knight Returns"(y mas adelante mal entendida por una generación de autores) llevamos una serie de historias en las cuales lo que se hace es introducir elementos extraños en ambientes cotidianos. Están siendo años en los que se intenta introducir a superheroes en nuestro mundo cotidiano, si estos tienen razón de ser, si tienen cabida. Ahí tenemos por ejemplo a Kick-Ass(hasta que deja de ser una mordaz critica y pasa a tomarse en serio a si misma, aunque quizás sea esa una virtud...) las preguntas que se alzan a la hora de escribir una serie suelen ser: ¿ Podría existir un superheroe en nuestro mundo? ¿Se puede vivir una vida ordinaria teniendo poderes extraordinarios?

Lo dicho, son muchos años dando la matraca con lo mismo, verosimilitud, intentar hacer que el salto de fe que tiene que realizar el lector a la hora de leer un cómic sea el menor posible(para su comodidad o siendo mal pensados para llegar al mayor publico posible). Pues lo que creo que Morrison pretende es que se vuelva a hacer lo contrario, que los cómics de entretenimiento sean de nuevo una puerta a mundos fantásticos, a regiones inexploradas, que leer un cómic no equivalga a mirar por la ventana de tu casa y ver a un tipo en mallas.

Y hay que hacerlo con valor e inteligencia, huyendo de la nostalgia barata y efectista, pero sin renunciar a los clásicos  usándolos de trampolín buscando cosas mayores.

Pero ojo, "Joe el Barbaro" no es en absoluto una obra ambiciosa y que pretende ser rompedora, pero al menos demuestra que sus productos alimenticios están mas cuidados que los de otros(y no miro a nadie *coff*Neonomicon*coff*)

Vale, bien, todo muy precioso, y es una disertación mas que interesante sobre dos formas de entender el cómic.¿Pero, que coño hay en "Joe el Bárbaro"?

Pues hay una historia de aventuras clásica, de esas con las que crecimos y ahora nos creemos mejores que las generaciones que nos han sucedido. "Joe el Bárbaro" son "Los Goonies" y "E.T"., es "Dentro del Laberinto" y es "Karate Kid", es "La Princesa de Marte" y es "Fraggle Rock".

Los ingredientes están ahí, hijo huérfano y con familia fragmentada(una constante en las películas de Spielberg por cierto) amiga resabidilla pero incipientemente sexy, amigote grande  y torpe pero de buen corazón, malos muy malos, buenos muy buenos, viajes imposibles...

Como he repetido antes es una historia clásica, pero no pretende ser un homenaje, aunque los haya y muchos, pero en absoluto deberían ser el pilar de la historia, ni su motor, y aquí no lo son. "Joe el Bárbaro" se alza y mira a los ojos a las obras que lo inspiraron.

El dibujo de Sean Murphy cumple con creces la labor encomendada, buena narrativa y encuadres adecuados, si bien en los planos largos pierde detalle aunque no se si sería muy adecuado tener una visión clara de todo lo que sucede en las secuencias ya que estamos hablando de una historia donde la imaginación es un puntal básico, por lo que dejar al lector sin posibilidad de imaginar seria contraproducente. El color también aprueba con nota adecuándose perfectamente al tono de lo que se cuenta y distinguiendo perfectamente cada ambientación.

En resumen y como cierre, no sera la historia definitiva de Morrison ni la que le mantenga como lo que es hoy por hoy, pero sin duda es un cómic por encima de la media a la que nos tienen acostumbrados Marvel y DC, más que entretenido y que deja un poso de buen gusto hasta bastante tiempo despues de leerlo.

martes, septiembre 25, 2012

Primera página del nuevo supergrupo

No puedo negar que la noticia de que las aventuras del supergrupo, el equipo de superhéroes creado por JAN, iban a continuar me sorprendió de sobremanera. Pero posiblemente me sorprendió más el hecho de que fuera Nacho Fernandez el encargado de llevarlas de nuevo al papel, aunque siendo como es un experto en parodias, puede que sea el más indicado para dibujar (y no se si guioniza también) un comic de este estilo.

Aquí os dejo la primera página que se puede ver del comic, en una escena conocida por todos los que hemos leído los clásicos con superlopez, el cual no creo que aparezca por las páginas más que como cameo.  ¿Aparecerán el resto de personajes? Thor como director del banco, Spiderman etc... Yo tengo muy buen recuerdo de esos dos magnificos tebeos de Superlopez, de la mejor época del superhéroe catalán, pero tengo bastante miedo de que esto se quede en una parodia cutre o desgastada desde el inicio. Nacho Fernandez demostró que sabía hacer parodias sí. Lo hizo con Dragon Fall. Pero también se vio que no sabía   cuando parar una vez que tenía que intentar meter una historia entre chiste y chiste.

Veremos que da de sí este proyecto. Yo le deseo toda la suerte del mundo.


El supergrupo haciendo lo que mejor sabe hacer... Pelear entre ellos

jueves, septiembre 20, 2012

Imposibles X-Force #1

Cada vez más en estos tiempos que corren en Marvel Comics las series autocontenidas son una excepción en vez de una norma. Ni siquiera proyectos tan personales y modestos como el Punisher de Greg Rucka y Marco Checchetto son inmunes a crossover esporádico.

Quizás esté siendo eso lo que me esté desencantando(y desenganchando) tanto de los Vengadores de Bendis, o por lo menos no lo este disfrutando tanto como en sus etapas previas.

Pero lo cierto es que la dinámica del evento que cambia todo con su intromisión en la serie, el número para explicar el nuevo panorama, una aventura de tres números, otro para anunciar el siguiente evento y de ahí al crossover de nuevo; es una forma de planificar una colección(y más aun si es la principal cabecera editorial) tan válida como otra, pero reconozcamos que acaba por resultar agotadora. Lo digo yo, que ni siquiera acaparo todos los tie-ins de los eventos.

Es por ello que siempre que detecto alguna serie que es capaz de sobrevivir un par de años sin cruce de colecciones me llama fuertemente la atención.

X-force, en su volumen anterior guionizado por Kyle y Yost, ya se convirtió en una de las mejores series de la franquicia mutante, la cual por aquel entonces era el patito feo de la editorial hasta la nueva edad de oro de a que disfruta tras cisma. Que decir que mi interes por la serie se evaporó en cuanto Necrosha entró en juego y no solo entró de pleno el crossover, sino que ademas la cantidad de referencias y mutantología moderna que requería aquello para poder seguirse me mató. Eso, o que me volví muy perezoso, que también es muy posible.

Hasta que hubo reestructuracion completa en la serie, nuevo guionista, nuevo dibujante y cambio(sutil) en el titulo.

Rick Remender venía de zanjar una etapa bastante extraña en Punisher, con criticas dispares que lo mismo lo colocaban en un pedestal, como lo defenestraban sin piedad por el órdago que fue aquello del Frankencastle. Si hay algo que sea su mayor virtud y defecto a la vez es que Remender tiene ideas alocadas, da la sensación de que siempre esta jugandose un doble o nada en la ruleta.

Pues en Uncanny X-force cantó doble el muchacho.

Partimos de una alineación, para mi gusto, equilibrada y atractiva, pero sobre todo homogenea. Lobezno(guiado por Remender) ha reunido a una banda de personajes que como él, combaten contra sus ansias asesinas con sus propios medios. Ya sea con el humor, con el latrocinio, psicoterapia, o la vida en pareja.

Son todos personajes, como explican en el primer número, que han sido manipulados y torturados para convertirse en máquinas de matar, pero que deciden morder la mano de sus creadores.

Y de ese elenco de protagonistas nos vamos al de antagonistas, con un clan Akkaba renacido y poniendo en marcha sus nuevos planes y unos nuevos jinetes del apocalipsis, caracterizados de forma estupenda e ironica. A destacar Guerra, imponente pero fragil, y Hambre con unos poderes mas que originales y una historia de fondo tratada muy brevemente pero bien hilada.

La historia sorprende por su premisa sencilla pero por como se complica, o mejor dicho, como resuta ser mucho menos sencilla de lo que aparenta. Ahi radica precisamente el acierto de Remender en ver que en un grupo de mercenarios y asesinos puede haber muchos más conflictos que los meramente físicos, y cuando solo son físicos hay ganas de contar una pelea de superheroes con todo el equipaje a cuestas, coreografías de bofetadas, usos de poderes a maximo detalle, vamos, mucho más de lo que nos tiene acostumbrados Bendis(por ejemplo). En este Uncanny X-Force(y más aun en los siguientes) veremos como no solo las espadas y las balas pueden ganar una pelea, también hay conflictos morales, ideológicos y sentimentales(en los 3 tomos que llevamos en España descubrir el poder del amor ya ha derrotado dos veces al mismo personaje...)

A destacar en este primer tomo la estupenda labor de Jerome Opeña y Dean White en la parte gráfica del cómic  sobre todo lo bien que sabe manejarse Opeña con el lenguaje corporal y lo acertado de la paleta de colores reducida y que usa White, que pese a ser oscura no renuncia a usar colores en abundancia, así tenemos paginas enteras donde rosas y verdes ocupan casi todo pero distorsionados hasta crear un ambiente incomodo. Vamos que no sigue a tendencia actual que se ve en muchos sitios, donde realista equivale a marrón.

Ojo, que toda esta sarta de alabanzas a este tomo no se traducen en que sea el mejor cómic del mundo, pero ta vez si sea el mejor cómic de acción/aventuras de superheroes en mucho tiempo, todos los que busquen costumbrismo suprheroico(eing?), dramas o historias basadas en las relaciones entre personajes que sigan buscando. No digo que no haya un poco de eso en estos Uncanny X-Force, pero aunque te vayas a encontrar con eso no deberías ir a buscarlo aquí.

Es un primer tomo estupendo, bastante completo por parte de Pannini al añadir portadas alternativas y una historia corta de un point-one, que manda el decompressive storytelling por la ventana y que aunque junto con los dos siguientes tomos conforme una saga para la que la palabra épica parece que se acuñó expresamente para ella, aguanta muy bien como tomo unitario.

miércoles, septiembre 19, 2012

De licencias y manga anda el día

A estas alturas del día está claro que todo el mundo sabrá ya la noticia con la que muchos nos ibamos anoche a la cama, y que no es otra que la pérdida de los derechos por parte de EDT (ex-Glenat) de las series de Shueisha, que contiene algunas de las licencias más jugosas del mercado editorial., como son Naruto y Bleach.

A mi personalmente me afecta poco, dado que hace justo un par de números que reuní la fuerza necesaria para dejar de tirar el dinero de comprar Bleach y esa era la única serie abierta que hacía en la actualidad de la editorial. Peor lo va a pasar mi mujer, que como no acaben de publicar Saint Seiya igual asesina a alguien, y no me apetecería demasiado tener que irme de casa a vivir la vida de fugitivo ahora que me acabo de mudar y ya tenemos todo ordenado... pero aún así reconozco que es un peine más que importante para muchos de los compradores que pueden ver como muchas de sus series acaban en un limbo y se pueden pasar varios meses (o más) sin saber si la verán terminada o no... Porque por mucho que haya series que vayan a ser recogidas por otras editoriales (de hecho, D.Grayman y Zetman ya han sido anunciadas por Ivrea) no hay ninguna garantía de que lo hagan todas ellas, que muchos tenemos presente el tema de City Hunter y/o Family Compo y su edición a medias de Mangaline y que nunca vieron la luz con otra editorial...

¿Las razones? Pues hay muchos rumores y eso que Joan Navarro ha dejado bien claro en su blog que ha sido una decisión unilateral de la compañía japonesa, yo, personalmente, lo encuentro bastante dificil de creer... Que sí, que los japos a veces son más raros que un perro verde, y en el mundillo empresarial seas de donde seas puedes encontrar a gente de lo más variopinta y con manías muy raras, pero si EDT funciona tan bien como nos quieren hacer creer no encuentro mucho sentido que rompan un contrato que les debía de reportar muchos beneficios para repartirlo entre editoriales teóricamente más pequeñas (excepto Norma hoy en día quizás). Si aún fueran a retirarse de España porque vieran que el mercado aquí estaba para el arrastre por temas de la crisis y demás (que no es el caso) todavía lo entendería, pero quitarle los derechos a unas para dárselos a otras... a mi por lo menos me suena a maniobra por algo.
Eso sí, algunos rumores apuntan a que el motivo pueda ser que el nuevo director de Viz en Europa sea un hombre de EEUU y que quieran ir "cobrando traspasos" de derechos cada cierto tiempo, cosa que le puede hacer bastante daño a nuestro mercado. 


Claro que no todo va a ser malo, y algunas cosas buenas puede que traiga esto. Para empezar, algunas de las series verán la luz de nuevo, (ya se ha anunciado que "sus mejores licencias" sean estas las que sean aparte de Naruto y Bleach que sabemos a ciencia cierta que son superventas van a ser repartidas entre 4 editoriales) siendo reeditadas para todos aquellos que se las perdieron en su momento y que ahora podrán hacerse con ellas, e incluso para los de EDT puede que resulte tan bueno como malo. Malo porque seguro que hay gente que se tira del barco prematuramente a la espera de ver que narices pasa con las series que sigue (que para qué voy a seguir comprando X si me la cortan en 4 meses y no se si va a terminar o no) PERO también es cierto que puede que den un buen subidón de ventas a sus series acabadas, pues mucha gente querrá aprovechar y acabarlas ahora antes de que las retiren del mercado sin saber si van a ser reeditadas o no (que malo es quedarte con una serie a medias, pero hacerlo además por tu culpa... seguro que es más grave xD)

En fin, iremos viendo. Tanto el futuro de las series como de la editorial, la cual a mi no me inspira ninguna lástima ya que no les he perdonado ni les perdonaré nunca la publicación de Yawara solo en Catalán (que lo hagan con otras series y las pongan más baratas ya me parece suficiente insulto, pero en fin, que de esto se ha hablado ya largo y tendido en la red), y mientras, a esperar a ver que pasa con el futuro de la edición Kanzenban de Saint Seiya...

lunes, septiembre 17, 2012

DreadBall: Una alternativa al BloodBowl

Imagino que todos los aficionados a los juegos de miniaturas, o incluso de juegos de tablero, conocerán de sobra el juego de rugby fantástico más famoso que existe, que no es otro que el BloodBowl, de la archiconocida y la vez tremendamente odiada Games Workshop. Es un juego donde elfos, orcos, humanos, e incluso no muertos se reunen para darse palizas a la vieja usanza, vamos, al viejo estilo del Rugby pero con más pinchos, puñales escondidos y con la misma mala leche que el juego original. El juego lleva ya 25 años en el mercado, y sorprendentemente, o al menos que yo sepa, nunca ha habido un juego similar para hacerle sombra, y ahora, los chicos de mantic al menos lo van a intentar.



El juego en sí se llama DreadBall, y parece ser que se quieren alejar bastante del concepto de BB, o al menos, intentar hacerlo tan diferente como sea posible porque por supuesto, la pregunta es si es o no es una copia del juego de GW. Para empezar, está situado en una ambientación futurista en vez de fantástica, si bien es cierto que las razas disponibles son bastante similares a las que podemos encontrar en un ambiente de fantasía. De inicio nos vamos a encontrar con 4 equipos, cada uno de una raza distinta, y que coinciden con las 4 razas básicas que aparecen en el juego de batallas de ciencia ficción que la marca tiene el mercado. No son razas tremendamente originales, puesto que al fin y al cabo Humanos, Enanos y Orcos se ven constantemente en todos los juegos, pero se agradece la falta de Elfos para empezar (que muchas veces ya cansan) y resulta curioso que estén dando cancha a una raza de las pocas "exclusivas" del warhammer como son los skaven, aquí rebautizados como Veermin, que tampoco es que sea especialmente original. Eso sí, está claro que han querido diferenciarse todo lo que han podido ya que para empezar el juego no está basado en ningún deporte concreto, sino que tiene un poco de varios, especialmente del hockey sobre hielo o el pinball.
Humanos vs Orcos (Marauders) disputando un balón
De las reglas no se sabe demasiado todavía, pero se sabe que seguirán algunas de las bases de todo juego de deportes (turnos, cambios de turnos cuando se pierde el balón, que habrá formato de liga con experiencia etc...) pero que tendrá varias diferencias importantes, como el hecho de que haya varias zonas donde sea posible marcar un tanto, con diferentes valores según la dificultad del tanto (imagino que lo mucho que te adentres en el terreno enemigo o algo parecido) o que los jugadores no se reposicionen cuando se marca un tanto, y que, como en el baloncesto, tengas que volver a tus posiciones desde donde estás inmediatamente después del tanto. Esto tiene como objetivo el agilizar el juego y evitar que después de cada anotación tengas que pensar en como reorganizar la defensa, y además te obliga a pensar que una vez marques, tendrás que estar en posición, al menos con algunos jugadores, de defender, o ver como, de nuevo al igual que en el baloncesto, te marcan sin demasiada oposición. Esto le puede añadir una variación táctica bastante interesante, pues evita esas jugadas de "voy con todo a aplastarte que luego ya vuelvo" aunque me parece que favorece a los equipos rápidos que puedan anotar moviendo mucho a un único jugador (si esto es posible, que no tengo ni la más remota idea para ser sinceros.

La verdad es que el juego mala pinta no tiene, pero en mi caso dudo mucho que me haga con él dado que me iba a ser más que difícil encontrar alguien con quien jugar (por diox, si no consigo jugar al BB como para engañar a alguien a jugar a un juego nuevo con miniaturas nuevas que hay que comprar...) así que por mucho  que intente hacerme con todo lo que huela a skaven (mmm almizcle...) creo que esta vez seré fuerte y pasaré, que jugando a FoW, intentando engañar a alguien para jugar a Impetvs y encima empezando con algo de 1/72... creo que tengo miniaturas para rato.

Por cierto.. ¿No os parece que tiene una estética muy del estilo de TRON?


De todas maneras si os interesa podéis encontrar más información en este enlace (por supuesto, en inglés)

ACTUALIZACIÓN 18 SEPTIEMBRE: Ya están disponibles las reglas en pdf para los que queráis echarle un vistazo al juego. Las podéis ver aquí

miércoles, septiembre 12, 2012

Star Wars: Guerra contra el Imperio


Es tremendo ver como una misma editorial puede en algunas ocasiones hacer algunas tan bien y a la vez tan mal. Lo primero que me gustaría decir es que es de agradecer a Planeta que haga una reedición de material de Star Wars, cuyo universo expandido no se detiene solo en las novelas, a pesar de que en algunas ocasiones parezca que es así. Así que el primer punto sin duda es favorable. Además, creo que es una gran idea el formato de publicación. Tomos grandes, en tapa dura, un tamaño más que aceptable para que se lea bien pero no tanto como para que sea complicado encontrarle sitio en la estantería, y además una oferta de contenidos que al ser tan amplia puede contentar a prácticamente cualquier fan de la saga. De hecho, me encantaría si reeditaran en este mismo formato algunos de los tomos en rústica que sacan, como caballeros de la antigua república, tal y como han hecho con las guerras clon. Incluso el precio es discutible. Sin duda no es un comic barato, pero sale mejor de precio que si publicaran esos mismos números en los clásicos formatos de rústica, como se ha demostrado en la edición de las guerras clon (las cuales por cierto, sigo debatiendo conmigo mismo si comprarla o no. Dudas dudas, grandes y asquerosas dudas…) pero sigue siendo un gasto duro a afrontar de una vez. De todas maneras 32€ por 18 números me parece algo más que aceptable. 

Pero esto es precisamente lo que nos lleva a su mayor contra. El material es interesante, la calidad de la edición es, al menos en temas de papel y portada, magnífica, y es una auténtica lástima que se vea ensombrecida, y de manera bastante grave, por el deficiente rotulado. En una edición con tanta calidad y con ese precio, uno espera no encontrarse con fallos de ortografía, vs donde debería haber bs, y con algunas traducciones cuando menos discutibles. Aún con todo, es un mal menor, y en general la compra del tomo me parece que vale la pena. 

 En cuanto al contenido en sí, que es lo que a la mayoría de la gente le interesará, es bastante interesante. El tomo nos presenta una serie de historias ambientadas en los alrededores de la batalla de Yavin, unos meses antes y unos meses después. Lo mejor es que no es necesario tener un gran conocimiento del universo expandido para ello, ya que la mayoría de los personajes que protagonizan cada uno de los relatos es sobradamente conocido del universo de las películas. Tenemos un par de historias protagonizadas por Darth Vader, un par por Leia, con y sin Han, y alguna por algún desconocido, pero que no tiene detrás un trasfondo que debamos conocer. De hecho, si tuviera que destacar un par de historias, sería precisamente dos de las que están protagonizadas por personajes sin una extensa historia detrás, una de cada bando. 

 La primera nos muestra una elegía a un líder de la rebelión fallecido, uno de esos héroes al estilo de Han Solo, o Luke Skywalker… o quizás no, porque a pesar de que en muchas ocasiones se nos muestra a la rebelión llena de héroes por la libertad, no todos eran así, y algunos luchaban por cosas mucho menos altruistas y por supuesto, con métodos menos… honorables. Es cierto que la clásica historia de Star Wars nos presenta una batalla del bien contra el mal, una historia de redención y con unos grises bastante poco pronunciados (incluso Han Solo, siendo el “chico malo” en el fondo es más bueno que el pan), pero está bien que de vez en cuando nos enseñen el otro lado del bando bueno, donde sin duda también habría generales con unos ideales más que dudosos. 

Asimismo, hay otra historia que nos muestra precisamente el otro lado del espejo. ¿Qué pasa si eres un soldado imperial que cree sinceramente que el imperio trae la paz a la galaxia? Es cierto que has sido entrenado así pero toda tu vida has luchado por mantener la paz en la galaxia y ahora un grupo de terroristas que están matando a miles de personas en su “cruzada” por la libertad pretenden sumir a la galaxia en el caos. ¿Vas a permitir eso? Por supuesto que no. 

 En cuanto al resto de historias, las hay mejores y peores. Alguna con Darth Vader es bastante interesante pero también hay una con Leia de protagonista demasiado facilona y que además deja bastante que desear en cuanto a continuidad (aunque es técnicamente posible) pero bueno, es algo lógico dado que son varios guionistas. La calidad del dibujo es bastante constante, aunque hay un par de historias que sufren un poco de bajón, la gran mayoría tienen un nivel bastante bueno.
 Así en resumen creo que para los fans de la saga es un tomo bastante recomendable. Mi única duda es que al aparecer un 1 en el lomo si será el primero de una serie, aunque también es cierto que al tratarse de historias cortas esto es puramente anecdótico, pues puedes parar perfectamente así si quieres.

 Yo por mi parte, como soy así de tocho, si sale otro pues lo compraré, que para algo me encanta la saga.

martes, septiembre 11, 2012

Y hablando de retornos...


Un año y un par de meses desde mi última entrada en este blog… Que se dice pronto, pero ya se sabe, a veces la vida te tira con otras prioridades a la cara y no te queda más remedio que evitar algunas actividades, aunque te resulten entretenidas. En mi caso, bueno, acabar la carrera, casarme, mudanza y por supuesto, la excusa más importante, la vagancia extrema a la hora de ponerme a escribir con un  mínimo de regularidad es lo que ha impedido que volviera a estos lares.

Pero mira tú por donde, que hace un par de meses pensando (en uno de esos arrebatos que me dan de vez en cuando) se me ocurrió ¿Y si me buscaba un esclavo, lacayo, esto… compañero… no, socio (sí, eso está mejor) y de esa manera entre dos podemos mantener una regularidad al menos relativa para que no parezca el blog de un post al año? Y de esa manera engañé, digo, convencí al amigo Pachinko para que además diera al blog un salto de calidad, que no le vendría mal, y aportara su extenso conocimiento sobre comic americano y de paso pudiera sacarse de dentro algunos de esos comentarios y plasmarlos por aquí.

Así que en resumen eso, he vuelto (y como decía el bueno de Bruce Willis a Schwarzenegger en un reciente PELICULÓN, ya he vuelto demasiadas veces) y esta vez, será posiblemente para tomarlo con calma y para poder despotricar de todos estos tebeos que muchas veces parecen mutantes, porque están en una casa llena de gente que los teme y los odia… y aún así siguen ahí año tras año.

Un saludo, y que vuelva el espectáculo.

lunes, septiembre 03, 2012

Daredevil, motivos para sonreir.

Portada del nº1 del nuevo volumen de Daredevil.
Por Paolo Rivera.
Hacía mucho tiempo que una serie nueva no levantaba en mi tantas expectativas, claro que volví a engancharme a esto de comprar grapas(y, ahora cada vez más, tomos) hace relativamente poco, cuando arrancó Nuevos Vengadores. Pero eso es una historia para otro momento.

Aun así, en el panorama Marvel pocas series han despegado con un número uno y me han llamado la atención de forma tan poderosa, y curiosamente las tres han sido bastante recientes. Wolverine & The X-men es una, Uncanny X-force otra y por último, este Daredevil del que les vengo a cantar alabanzas.

No soy un gran aficionado al personaje, todo lo que leí de DD en su día fueron aquellos cómics que regalaban con el diario El Sol. Una selección de la etapa de Frank Miller en la serie, cuando Miller era bueno y no nos parecía tan trasnochado. De todos modos como a uno le gusta estar al día  de vez en cuando oía cosas sobre el personaje y su serie y al menos algo al tanto estaba, por lo menos lo justo para conocer el statu quo del personaje y no ir de nuevas a la serie. Pese a todo la cantidad de conocimientos previos para este nuevo punto de partida son nulos y se disfruta perfectamente desde la ignorancia.

Realmente, el cómic en si no es muy destacable, lo que cuenta, lo que pasa y las aventuras que tiene nuestro abogado pelowhisky no son de una importancia capital en la historia del personaje, ojo, que tampoco son nimias. Quizás ese sentimiento de que lo que se cuenta no es lo más importante del comic es porque uno se pasa toda su lectura flipando por como los autores han resuelto el tomo.

Para que os hagáis a la idea es como a tus 14 años empiezas con las mates y la geometría y el dibujo técnico y esas mandangas que te llevan por la calle de la amargura y tu, que peleas para hacer un circulo que no de pena con tu compás ves como tu profesor de dibujo, que es un sexagenario que fuma ducados en los descansos, se arremanga y hace a pulso un circulo perfecto, con una tiza y su saber hacer.

Así me quede todo el cómic.

Pocas cosas malas se pueden decir de Mark Waid, quizás que nunca haya sido un artista "Hot" en unos años en los que las estrellas de los cómics ya no son los personajes sino los hombres detrás de ellos.

Waid siempre ha mantenido un perfil discreto, nunca ha brillado hasta cegar a nadie, pero es que tampoco ha defraudado. Su Kingdom come pese a su moralina apolillada ensalzando a los cómics clásicos es una delicia para los que disfruten de los detalles, su etapa en Capitán América es más que revindicable (por ahí rondan los tomos de formato económico de Pannini para corroborarlo), y su Irredemeable y su Incorruptible han sido de los mejores cómics superheroicos que se han visto en estos años de manos de las compañías indies.

Y es que Waid, si merece algún calificativo que lo resuma en una palabra, es el de profesional. Es un autor que conoce tanto el negocio, como el medio en el que trabaja. En una época en la que los guionistas de cómics son fans que se han criado con los personajes que ahora escriben(Geoff Johns) o escritores de otros medios que acaban probando suerte con los cómics(Heinberg, por ejemplo), Waid es de los pocos jornaleros del cómic que quedan. Esa gente que escribe no cómics ni por gusto ni por probar nuevos campos, sino porque es su trabajo. Esto no significa que lo haga a desgana, solo que conoce todos los trucos, tópicos y mecanismos del genero en el que se mueve(su conocimiento de la mitología propia del cómic y de su intrahistoria ya se pudo ver en Irredemeable).

¿Que quiero decir con todo esto? Que la historia que leemos en este nuevo Daredevil fluye suavemente y se entreteje de forma muy natural, vemos a Matt compaginar su vida de civil con su vis heroica y lo que sucede cada vez que se cruzan. Y lo mejor de todo es que lo hace sin buscar un giro dramático en el personaje y no solo sin ignorar todo lo acontecido en etapas anteriores(y lo que ha pasado ha sido MUCHO) sino que lo que para muchos seria lastre, en esta ocasión se convierte en el let motiv, en el tampolín, del nuevo tono mas ligero y aventurero, alejándose un poco de la serie negra y del drama.

Pero, insisto, lo que leemos en estos seis números en lo que a historia se refiere no es más que una declaración de intenciones sobre el tono de la serie. Unas pocas tramas de investigación/abogacía(estos americanos y sus action-attorneys) y la cimentación de una historia más grande mientras unos cuantos cameos dan (más) color a la historia.

Pero claro, si lo que sucede, aunque no sea de traca, lo dibujan verdaderas bestias pardas como Paolo Rivera(y su señor padre a las tintas) y Marcos Martín, te conviertes en espectador de una fiesta para tus ojos.

Martín y Rivera, parecidos pero no idénticos, son( y volvemos al termino) profesionales. Ya no en que entreguen dentro de sus plazos o en las relaciones con sus editores. Sino en que son dibujantes de cómics y lo demuestran en cada número. Son buenos dibujantes no por espectaculares y no por épicos, sino porque saben dibujar.

Sonará a perogrullada, pero saben dibujar, no todo el mundo sabe dibujar un caballo y que parezca lo que pretende ser, no todo el mundo sabe dibujar una grapadora, no todo el mundo sabe dibujar mujeres guapas que no parezcan supermodelos, no todo el mundo sabe dibujar niños, no todos saben dibujar personas de 45 años, ni una acera con gente, ni un parque, ni una estación de metro, ni un dormitorio.

Rivera y Martín saben hacerlo. Y lo que es mejor(como si no fuera ya poco, caray) saben que están dibujando un cómic y no un storyboard con diálogos insertados, conocen el medio y conocen las herramientas propias de un cómic(me repito, lo sé) y trabajan con ellas hasta permitiéndose explorar y probar cosas nuevas. Solo en las cuatro primeras paginas del primer numero a cargo de Rivera vemos un despliegue de corrección anatómica, usos de encuadres y diseño de página que es una delicia. Pero es que las paginas de Martín están llenas de una maravillosa integración de las onomatopeyas en la historia y de un uso de las viñetas que es soberbio.

En serio, el tomo en si es una delicia visual y solo por ello ya justifica los doce euros que cuestan los seis números en su tomo(edición mas que correcta por parte de Pannini en lo que a calidad y precio se refiere)

Concluyendo, no es el cómic mas importante del año(y eso que se han llevado algún que otro Eisner, eh), ni el más trascendente, pero si(y esto lo digo con toda rotundidad) es el cómic(de superheroes de las "Majors"(ya que tengo que ser rotundo, también seré concienzudo que luego me buscan la boca)) mejor producido en lo que llevamos de año. Ojala todos los cómics que leyera fueran como este.

Se ha producido un error en este gadget.