lunes, noviembre 26, 2012

Comic: Puntos de experiencia

Si tengo que ser sincero no soy de esos que creen que hay que apoyer el comic español por el mero hecho de que sea español, pero sí soy de la escuela de que el BUEN comic tiene que ser apoyado, sea de donde sea, pero por supuesto más si es patrio, porque por desgracia es muy complicado que se les de una oportunidad, y a las pruebas me remito, cuando en la red existe una cantidad tan grande de webcomic de calidad que puede leerse gratis por internet y que sin embargo es muy dificil que vea la luz en formato papel, y que en muchas ocasiones por desgracia aunque lo haga no consigue el apoyo necesario. 
Por supuesto, uno de los métodos es el boca a boca, o en este caso, blog a blog, ya que me enteré de la existencia de este comic gracias a Zona Fandom y que ahora quiero yo recomendar.

Advierto que puntos de experiencia es un comic un tanto distinto a lo que se suele ver en el clásico plantel del comic español, donde predomina la parodia y el humor absurdo en su mayoría. En este caso es complicado definir el tebeo como humorístico, aunque sin duda me ha arrancado más de una sonrisa y alguna que otra carcajada, pero esto es debido a que las situaciones que plantea han sido vividas por un servidor en su juventud como jugador de rol más de una vez.

La historia (porque es una historia y no una serie de tiras autoconclusivas) comienza cuando Alberto tiene que iniciar una nueva vida debido a que acaba de pasar por un divorcio, en el que su mujer se ha quedado con casi todo, incluida la custodia de sus dos hijas. En este plantel y mientras desembala cajas encuentra un antiguo manual que tantas horas de diversión le procuró unos años antes durante su adolescencia y después y ya que recuerda que era algo que él y sus amigos buscaron con avidez, decide llamar a uno de sus antiguos  compañeros de juego para ver si quiere el libro. Sorprendentemente, descubrirá que parte de sus amigos sigue jugando a esto del rol, que a pesar de lo que muchos puedan decir y/o pensar no tiene por qué acabar según nos vamos haciendo adultos y esto le ayuda a irse recuperando de un golpe muy duro, porque si la vida te da un tortazo, devuelveselo a golpe de 1d12.
El tebeo nos lleva por una serie de escenarios por los que hemos pasado muchos, especialmente el que los pjs dinamitan la partida, bien inocentemente como más o menos conscientemente, con el subsiguiente dolor de cabeza para el master, que más de una vez he sufrido.

Para todos aquellos que hayais jugado con cierta asiduidad al rol, especialmente si pasais de los 30, creo que es casi una lectura imprescindible, y muy recomendable para todo aquel que haya cogido un dado que no sea de 6 caras en su vida... ¿Para los demás? Pues lo bueno del tema es que no se queda en una obra que solo puedan disfrutar los roleros, sino que cualquiera que sea fan del "slice of life" encontrará con una historia interesante. 
Eso sí, mi duda es si es un número autonclusivo o si la idea es continuar con la historia si tienen el suficiente éxito. Las dos fórmulas son posibles pero en mi caso espero que continue, porque los personajes son lo suficientemente interesantes como para que me interese por sus futuros.

lunes, noviembre 19, 2012

Alpha Flight, El Orgullo de la nacion.

Oh Canadá, nuestro hogar y tierra natal...

Le tengo mucho cariño a Alpha Flight, los primeros cómics que leí fueron los de la Patrulla-x y Alpha Flight que guardaba mi primo en archivadores en un desván del pueblo. Como sólo los podía leer cada vez que íbamos al pueblo las sesiones eran maratonianas, solo interrumpidas para ir a la alhacena para coger un puñado de almendras y partirlas a martillazos(que, era el pueblo no teniamos tenazas de marisco porque lo único que había entrado en la casa con mas cuatro patas fueron las escolopendras). Así que a la etapa inicial de Byrne en Alpha Flight le tengo mucho cariño, pese a que el recuerdo haya borrado mucho de lo que disfrutara.

Tras un primer volumen seminal que sentó las bases del grupo y los tonos de su historia, convirtiéndose en un verdadero no-grupo(los defensores son los típicos que se llevan este titulo, pero ellos salen siempre juntos en sus números  en el que primaban más las historias personales y particulares de cada miembro que la propia acción superheróica; nos llegaron dos nuevos volúmenes bastante rupturistas. El primero el de Steven T. Seagle, con un cambio casi total en la plantilla y con un tono conspiranoico al estilo expediente-x, a mi ver bastante entretenido, pero que pecaba de muchos de los fallos de achacables a su época (ah, los 90) y otros, menos excusables, como dejar una cantidad de cabos sueltos enorme. Del tercer volumen de la serie mejor ni hablamos.

Así nos plantamos a mediados de la década de 2000, en la que Alpha Flight habían sido relegados al ostracismo dedicados a sus labores, hasta que Brian Michael Bendis decidiera usarlos en su saga de Nuevos Vengadores, El Colectivo. Alpha Flight apareció como mero recurso para que el villano de turno pareciera mas poderoso e imparable matándolos a todos.

Y después de eso se fumó un puro mientras Joe le llamaba por teléfono para decirle "Maldita sea Brian! Lo has vuelto a lograr!"

Coñas aparte Alpha Flight no se merecía un final así  una nota a pie de pagina en un tebeo que ni era el suyo. Fue por eso que en el evento de la Guerra del Caos, protagonizado por Hércules  los superheroes canadienses decidieran volver de entre los muertos.

Gracias a otro evento, Miedo Encarnado, Alpha Flight consiguió serie propia, para que luego echemos pestes de los crossovers, parece que con los Alphas solo les traen cosas buenas(si nos olvidamos de ese intento de relanzar una serie de superheroes canadienses con superheroes americanos como paso en Civil War con Beta Flight, en serio, el USAgente de superheroe canadiense?).

Eso si, no todo son alegrías y alborozo, la serie fue cancelada debido a las ventas antes incluso de que pudiera llegar a España.

Aun así el equipo creativo consiguió zanjar una serie limitada de ocho números bastante resultona y cumplidora

El equipo guionista al mando de la serie, Greg Pak y Fred Van Lente, han conseguido desarrollar una formula que a ellos les funciona de maravilla a la hora de trabajar. Se demostró en su etapa de Hercules, sin duda la mejor que jamas ha tenido este personaje. Su planteamiento para la serie es el de intentar ofrecer lo que hizo del grupo algo distinto adaptándolo a tiempos modernos, nada de nuevos giros e incorporaciones sorpresas, dejemos esos esfuerzos para fórmulas que se agotan, no en series casi sin explotar.

Y es que en estos ocho números están todas las tramas típicas de los Alphas. Los conflictos con el gobierno, la mística canadiense, la esquizofrenia de Aurora/Jean-Marie, la relación de esta con Sasquatch, villanos clásicos  la integración de Marrina en la sociedad humana, cameos como los del Supervisor o Lobezno pero sobre todo Estrella del Norte comportándose como un cretino.

La trama, en la que un gobierno autoritario declara un estado de excepción y empieza a cometer barrabasadas dirigido por un supervillano megalómano, funciona muy bien y las piezas de la trama se encajan poco a poco. Eso si, en algún número pega algún bandazo brusco y se resuelve una situación de la trama con un Deus Ex-Machina consistente en una propia maquina que sale de la nada gracias a dejar en el banquillo a dos personajes y así salvar el día  Es hasta casi hiriente cuando un personaje directamente la llama "maquina milagrosa".

El dibujo de Dale Eaglesham cumple, sobrio y formal, y va de menos a más sobre todo cuando se libra del entintador  Sin estridencias pero sin aciertos por arriesgar, tiene algún detalle que chirría de vez en cuando, como alguna expresión facial, o los cascos de los agentes del departamento H que parecen escapados de la película Spaceballs. Las portadas, de otros autores siempre, por otro lado no merecen muchas alabanzas cayendo en los tópicos y sin ser nada del otro jueves.

Los únicos defectos que le puedo achacar al cómic vienen sobre todo de mis propias preferencias, por lo que quizás no deberían de tenerse muy en cuenta, pero es que si no lo digo reviento. Muchos de mis personajes favoritos de la escuadra no tienen el suficiente desarrollo, puede que debido a que al haber sido planteada inicialmente como una serie regular se esperase más desarrollo mas adelante. Luego está como algunos personajes son explotados solo por su vis cómica  resultando en una impresión plana de estos haciendo que sus problemas parezcan menos importantes, aquí el claro ejemplo son Puck y Marrina, el primero parece un tarado mientras que la segunda solo repite frases propias de Bender, o su versión Marvelita, el Hombre Maquina de Nextwave(cuando recupere mis Nextwave los veréis por aquí  porque lo merecen), el cual curiosamente tambien escribio Van Lente en Marvel Zombies III.

Y por último, lo que más me rompe las bolas es que siempre que aparece un personaje  homosexual, no solo tiene que serlo sino que ademas tiene que ejercer. Da la sensación de que los autores no saben como reaccionará un personaje ante una situación dependiendo de su sexualidad cuando seguramente resulte que su respuesta sea la misma. Pero no es así Estrella del norte se comporta como una adolescente hormonada mientras que Guardián  que esta en la misma situación con su esposa se comporta de forma totalmente distinta. Aun estoy esperando a que aparezca un personaje homosexual en un cómic de superheroes cuya característica más relevante no sea que es homosexual.

Pero volviendo al tema, y ya como cierre, nos encontramos con un tomo cerrado(pero con su punto de cliffhanger) con temas clásicos  pero actualizados. No es el mejor punto de partida para conocer a los personajes de Alpha Flight y leyendo esto no llegas a formarte una idea del alucinante bagaje con el que cargan muchos personajes. Por eso creo que es pasable para los que no estén al tanto del grupo y disfrutable hasta el punto de dejar con ganas de mas para los incondicionales del grupo.

jueves, noviembre 15, 2012

Manga: Wild Life


Es curioso como a veces el peor enemigo de una serie puede ser la excesiva duración unidas a una periodicidad poco adecuada.


Si tengo que ser totalmente sincero, no tengo muy claro cuando comencé a comprar Wild Life, aunque sí tengo claro que fue cuando salió, fuera cuando fuera ello, y recuerdo que fue una serie que en su momento me llamó la atención más por su temática distinta a lo que solemos leer que por el guión en sí, y si bien es cierto que me resultó interesante al principio, y el humor me parecía que estaba bien llevado, ahora, unos 4 o 5 años más tarde (más o menos por número de tomos es lo que calculo que ha pasado) he tenido que pelearme en dos ocasiones con la serie, pues los dos últimos tomos se me han hecho eternos, pesados, y poco interesantes de leer. 

Quizás se deba a que al fin y al cabo yo no soy un fanático de los animales, y por lo tanto, ese interés inicial y esa curiosidad que me daba cuando leía los primeros números se ha tornado en más de lo mismo cada vez, solo que cambiando de animal y con casos de esos superextraños con los que el autor nos trata de hacer ver lo extenso que es el mundo animal y la cantidad de curiosidades y de reivindicaciones que se pueden contar mediante las páginas de un comic. Pero claro, el formato sigue siendo el mismo, los chistes no cambian, los personajes son otros y el protagonista pasa de ser el comparsa al maestro, aunque no veamos exactamente como se da el cambio (o yo no lo recuerdo, ¿veis? uno de los problemas de la periodicidad aleatoria)

¿Qué quiero decir con esto? Pues que me ha pasado un poco como me pasó con House. Al principio es una  serie interesante, con unos personajes entretenidos y unas interactuaciones que molan... pero que después de cierto número de capítulos me cansa y el formato es tremendamente repetitivo. Aquí me ha pasado algo por el estilo. Las historias son muy similares entre sí, cambiando el animal o los acompañantes (como en el caso de House, la enfermedad y los ayudantes) pero el fondo es el mismo, unido además en este caso a una moraleja constante de "cuidad a vuestros animales" que si bien es un mensaje útil, llega en ocasiones a recordarme al final de un capítulo de He-Man o los problemas crecen, cuando te contaban la moraleja del final del capítulo.


¿Qué voy a hacer con la serie a partir de ahora? Pues la verdad es que no lo se, porque  la verdad es que me fastidia un poco dejar de comprarla cuando llevo 20 tomos y quedan 7 para que acaben, pero también es verdad que no es una serie con una continuidad real, por lo que no me voy a quedar en "mitad de la historia" así que tengo muchas dudas... especialmente porque no tengo claro que me quiera deshacer de ella (cosa que no se si será fácil, porque la venta de manga de segunda mano o no se muy bien donde hacerla o no se mueve ahora mismo mucho, o todo de lo que me quiero librar es que es mierda xD) pero también comprarlos por completismo cuando la serie ya ha dejado de interesarme... pues dudo dudo, especialmente ahora que me he desenganchado de mierdas varias y he visto que no sufro demasiado por ello...

¿Qué opinión os da a vosotros esta serie?




lunes, noviembre 12, 2012

Vuelve Yuu Watase a nuestras tiendas

Buenas noticias para los fans de una de las autoras más canallas que hemos visto publicadas por estos lares. Aún recuerdo la primera vez que vi Fushigi Yuugi... uno cree que es un shojo de fantasía más o menos al uso y entonces se cargan a la familia de Tamahone...  y cuando crees que la cosa ya no da más de sí, se cargan a Nuriko... Es una de las autoras con las que más he sufrido y creo que Ayashi no Ceres es posiblemente uno de los mangas más crueles que han caído en mis manos... joer, si muchas veces hasta sus historias "light" suelen tener un punto de crueldad bastante curioso...


Esta vez nos llegan por obra de EDT, que es la que al fin y al cabo ha publicado el resto, dos obras que ya tienen su tiempo, una que por cierto yo empecé a leer en inglés (y que aún tengo que terminar) como es Zettai Kareshi (Absolute Boyfriend en inglés, y la razón principal por la que me alegro de que Ivrea no se haya hecho con los derechos, porque entonces miedo me hubiera dado el título) y otra de la que tengo pocas referencias, Sakura Gari, aunque creo que pasaré ya que es Yaoi... si bien conociendo a la autora esto no será más que un tema más del manga.

Zettai Kareshi en cambio parte de una premisa que si cambiaramos de sexo a los protas, solo podría derivar en porno, o en porno... o bueno, si nos ponemos un poco originales, en porno duro. Pero es una historia para chicas... así que muchos torsos desnudos y muchos sentimientos (a ver si la termino y hago una reseña antes de que salga)


En esta ocasión libro, porque Zettai Kareshi ya la tengo, y Sakura Gari a lo sumo la leeré de prestado, porque estoy convencido de que alguna amiga la comprará... y sino, se la emplumo a mi mujer, que ya que ha metido Yaoi en nuestra casa, al menos que sea de calidad...


domingo, noviembre 04, 2012

Cine: Skyfall

Toma ya, sesión doble de Bond en esta humilde casa, y es que no pienso quedarme sin reseñar algo por el mero hecho de que el bueno de Ulin ya o haya hecho. Así aportamos variedad de puntos de vista, que eso siempre es bueno y sano.

Cincuenta años ya de Bond, medio siglo, una cantidad ingente de años en los que nos olvidábamos del agente secreto pero que siempre regresaba. Cincuenta años dan para mucho, para edificar un mito, para dinamitarlo, parodiarlo y darle la vuelta como a un calcetín  para adaptarlo a los tiempos, para inadaptarlo a los tiempos.

Son cincuenta años trabajando con un personaje que ya forma parte del acervo popular, y tanta manipulación y resobeteo lo han desdibujado hasta el punto que el Bond que habita en la mente de cada espectador es totalmente distinto al Bond de las demás personas. En una época en la que la gente ya no pide, exige, que las historias y personajes sean como el las imaginó, o como el las vivió por primera vez, darle al espectador lo mismo de siempre pero logrando que parezca nuevo es difícil, por no decir imposible.

O se te aparece la virgen o haces lo que te salga del corazón ignorando a la ruidosa minoría de fans enloquecidos.

Al salir del cine a uno le dio la sensación de que por fin, tras cincuenta años explorando el personaje, diseccionándolo, desmontándolo, se ha sintetizado en una serie de factores que hacen a Bond Bond. Que la secuencia final no es un Back to Basics, sino que de forma triunfal y aunque nos duela pues por fin disfrutamos de las muchas cosas que se nos metió con calzador en films anteriores, Bond ha logrado encontrar su sello, su marca.

Y esto no es el bombardeo topiqueril al que nos sometían las películas de Brosnan, todas las coletillas, todo el product placement, todas las chorradas que nos empachaban ahí en esta película se convierte en partes de una liturgia.

Donde antes había Jack Whites, Sheril Crowes o Madonnas, aquí tenemos una cantante con un chorro de voz como dios manda, donde antes tenias un videoclip como secuencia de créditos  aquí volvemos a la estupenda labor realizada en la que de forma hipnótica se nos van subrayando todas las partes clave de la película.

Aunque he de reconocer que nada como la poderosisima secuencia de Casino Royale, con una canción tremenda a caro de Chris Cornell, ese You know my name es toda una declaración  Es para mi una de las mejores canciones de Bond, dentro de las películas Bond.

Pero a lo que voy, Skyfall es una película de Bond, sobre Bond, se cuestiona el personaje, su identidad su utilidad. No en vano media película gira en torno a si el MI6, el mundo de Bond tiene cabida, a si se pueden contar historias de Bond hoy en día.

Y la respuesta, lo que me resulta mas cojonudo de todo el ejercicio de reflexión que se hace en la película  pasa por Bond. Las películas de James Bond no pueden hacerse mirando a otra parte que no sean Bond, no  puede convertirlo en Bourne o en cualquier otra película genérica de espías de la CIA donde un agente corre por las calles de Europa del este mientras doce tipos le monitorizan y le soplan cosas al oído mientras intenta conseguir unos datos de mierda.

No, Bond necesita villanos megalomaniacos, interpretado con solvencia por un Javier Bardem que se ha preparado el papel a base de ver El Caballero Oscuro Vuelve. Bond necesita planes malvados hiperbólicos que requieran fugas imposibles y a ser posible tirarle un vagón de metro o dos a la cabeza del héroe aquí precisamente el momento en que la peli salta por encima del tiburón.)

La sobriedad y la verosimilitud no tienen cabida, si por algo nos(me) gusta Bond es porque es demasiado para ser verdad, porque nunca, nunca podré ser Bond, pero esa imposibilidad no me priva de disfrutarlo, creo que hasta se degusta con mas intensidad, esos viajes a lugares exóticos, esos casinos imposibles...

Si en el fondo la película me resulta un acierto devolviendonos al Bond de siempre, pero hoy. Formalmente pincha en algunos momentos, sobre todo con una parte final alargada en exceso y que intenta dar una impresión de Last Stand que no llega a calar. Pero quizás sea ya parte del cansancio acumulado pues estamos ante una película de metraje generoso capaz de retorcerse sobre si misma para dar muchas caras distintas.

Resumiendo y coincidiendo con Ulin, me da un poco de rabia que tras tres películas hayan conseguido, en mi opinión  dar con la tecla dejándonos un final perfecto para volver a disfrutar de lo que nos enamoro del personaje. Y sin mas, les dejo con la mejor canción Bond jamas usada en una peli de Bond.

jueves, noviembre 01, 2012

Cine: Skyfall

Y ya tenemos aquí la entrega del 50 aniversario del agente secreto británico con licencia para matar y he de decir, que no me ha defraudado. Empezamos ya en mitad del fregao, como parece que le gusta hacer en estas películas a Daniel Craig, con una escena de persecución que si bien no es tan espectacular como la del comienzo de Cassino Royale, sigue siendo bastante espectacular. Escena de créditos con todo el estilo Bond de "me tengo que fumar algo para hacer la introducción", canción de Adele... y ale, a tirar 2 horas y media de acción que no se hacen pesadas en absoluto, y lo que es mejor, sin abusar de interminables escenas de lucha para alargarla hasta el infinito. Para los que queráis verla, solo avisar que a partir de aquí tendréis SPOILERS de la peli, así que avisados estáis.


Esta vez, es el pasado de M el que viene a atormentar al MI6. Usando un clásico tópico del cine de espionaje, un antiguo aliado, que se vio traicionado por aquellos a los que quería defender, vuelve para vengarse tras años planeando una cuidadosa venganza. Argumento simple ¿verdad? Y sin embargo, hay dos cosas que le hacen tremendamente efectivo. Una es la magnífica interpretación que hace Javier Bardem del villano, un poco amanerado pero sin exagerar, que de hecho consigue una escena en la que lejos de hacerte gracia el rollo "gay" que se trae, ves como amenaza a Bond mediante lo que muchas leerán como "subtexto"... el tipo además juega con una psicosis muy marcada pero que no da "miedo" como otros personajes que ha interpretado... chapeau para el actor español. Lo segundo es que no tratan en ningún momento de hacer una complicada subtrama de espionaje y demás... el plan del villano es bueno, y tiene hasta cierto punto una complejidad importante, pero tanto su objetivo como la manera de conseguirlo queda claro desde bien el comienzo. Quiere matar a M y no se molesta con complejos giros de guión que a veces no llevan a nada. 
Por supuesto de los demás actores no hay mucho que decir... Judi Dench coge en esta película más protagonismo, eliminando de hecho el factor de "chica Bond" que en esta película es poco más que una comparsa que sale en un par de escenas porque... bueno, porque no sería una peli de James Bond si no liga con una mujer. Una pena su desenlace, porque la vamos a echar de menos, aunque sea cierto que quizás no venía mal un cambio a la saga. Destacar el papel de Ralph Finnes que en próximas entregas se encargará de sustituirla... ¿En qué estaban pensando dándole a Voldemort la jefatura del espionaje británico? Inglaterra está claramente condenada... y más si te das cuenta que Narcissa Malfoy es una ministra...(sí, película con actores británicos, referencias o bien a Harry Potter o a Doctor Who obligadas, o a las dos, como en el caso de Helen McCrory). Eso sí, parece que nos queda Daniel Craig para rato, pues lejos de dejar el testigo a otro James, ha firmado para dos entregas más, que espero que se rueden con no demasiada lentitud, que sino nos va a quedar un James Bond un poco demasiado mayor... aunque bueno, si Bruce Willis puede seguir interpretando a John McClane... ¿Qué va a impedir a Daniel Craig hacer no dos, sino hasta 5 o 6 películas más de 007?

Otra de las cosas que me han gustado es que han sido capaces de hacer algo más de humor, sencillo y escaso, pero efectivo. El recuperar el Aston Martin para una escena o una frase de Q donde hace una crítica nada encubierta a la cantidad y espectacularidad de los gadgets que se usaban en las películas de Pierce Brosnan hicieron que se oyera más de una carcajada en el cine.

En resumen, desde que se estrenó los mercenarios 2 no iba al cine, y oye, me alegro, porque como se ha puesto la cosa no es como para ver cualquier basurilla... y en este caso creo que la película no va a decepcionar a los fans de la saga, y reenganchará a aquellos que quedaron un poco defraudados con Quantum of Solace. 

Se ha producido un error en este gadget.