sábado, octubre 21, 2006

No puedes huir, es inutil esconderse...

Ya no basta con que emisora de radio que escuche, lugar al que vaya, ya sea un supermercado, un bar o una tienda de bombillas, me pongan constantemente la canción "Me Voy" de Julieta Venegas, que ya parece ser casi como mi banda sonora. No, parece ser que no basta con eso. Hay otra cosa que parece perseguirme y de la que no parece que sea posible huir, y ayer tuve la confirmación definitiva.

Ya es dificil tratar de abstraerse del WoW cuando prácticamente todos tus amigos juegan y es un tema de conversación habitual y recurrente. Esto es algo normal, lo reconozco. Cuando yo jugaba al Neverwinter Nights, era habitual pasarnos horas hablando de cosas que habíamos hecho en el juego y eso que no era ni tan rico ni había tanta gente como el "absorbe mentes" (apodo cariñoso para el jueguecill) que es el World of Warcraft. Uno protesta, se caga en la perra, pero lo acepta (que remedio), pero, hace unas horas escasas, descubrí que no puedes hacer ni siquera como en las películas de terror de serie B. En este caso, no hay manera de huir, no puedes esconderte. El WoW te encuentra y lo hace de las maneras más insospechadas.

Ayer estabamos fumigando la casa, pues teniámos un buen montón de pulgas correteando por ahí y matarlas y tratar de limpiar ya había dejado de ser una opción, por lo que no aparecí a cenar por casa y fuimos mi señora y yo, acompañados de unos amigos a cenar a un restaurante chino de la ciudad. Durante un buen rato estuvimos prácticamente solos, el restaurante se nutre principalmente de pedidos a domicilio puesto que no está en una de las zonas más concurridas de la ciudad, pero al cabo del rato entró un grupo de chicos, que tomaron asiento en una mesa cerca nuestro y cual fue mi sorpresa, cuando al cabo de un rato llegan a mis oidos retazos de su conversación y oigo las palabras malditas

"no, no, es que es una zona en la que te puedes encotrar a 40 élite, no puedes pasar por ahí"

Y claro, como no pudo ser de otra manera (mente cotilla) estuvimos un poco atentos y efectivamente, ahí estaba un grupo de unos 6-8 chicos, dale que te pego hablando del WoW... Como bien dijo uno de mis amigos, solo faltó que en ese momento pusieran casualmente en la tele la cancioncilla que antes he mencionado para que pusiera cara de querer suicidarme con un pan chino. Y es que está claro, solo puedes ser asimilado, o acabar como yo, miembro de la última aldea gala que resiste, y siempre resistirá al invasor.


4 esquinazos:

Dianika dijo...

No estoy muy enterada de los juegos como WoW, pero ese tipo de situaciones cuando algo que detestas no paras de verlo por todas partes, en fin, las he vivido a menudo.

Christian "Samanosuke" dijo...

Juer, creo que he tenido un dèja vú. xDDDDDD

Threkk_Gotreksson dijo...

¿Tú también? Entonces, sabrás que es aguantar UN AÑO ENTERO del mismo tema de conversación.

Sauron Bloom dijo...

Bueno como ex-habitante del WoW puedo decir tres cosas:

a) Si, engancha

b) Lo deje porque me quede sin pasta y en el mismo mes se me quemo la grafica. Si no aun seguiria jugando lo mas seguro.

c) Sin conocidos es un bodrio y lo dejas en dos dias. Es un juego para hacer todo en equipo y a menudo. Ir por ahi con guiris es bastante triste, aparte de que hay demasiado gili suelto. De los servidores hispanos tengo muy mala opinion, puesto que tenia algun personaje en un servidor atestado de españoles y el comportamiento general era nefasto. Insultos por el general, spam a todas horas, ineptitud jugando, avaricia a la hora de coger los items que sueltan los enemigos grandes, y un largo etcetera de cosas malas. Vamos que jugaba porque tenia amigos alli y por ningun motivo mas.

Se ha producido un error en este gadget.