sábado, mayo 26, 2007

Reseñas Manga: Bleach 12


Bleach 12
Guión: Tite Kubo
Dibujo: Tite Kubo
B/N 184 págs 7,5€
Panini

Ichigo y compañía deciden usar la plataforma pirotécnica de Kûkaku para hacer las veces de balas de cañón, atravesar la barrera protectora y entrar en el Seireitei. Para lograrlo, Ichigo se enfrenta con dureza. Mientras tanto, el Seireitei recibe la noticia de que se ha dejado escapar a unos intrusos, pero las campanadas de alarma interrumpen de forma inesperada la reunión de capitanes.


Tiempo hacía desde la última reseña, pero es que últimamente apenas tengo tiempo para leer y no es que tenga demasiadas cosas que comentar de las series. Sin embargo, creo que este tomo me puede sacar un poco de mi hibernación, pues creo que marca un antes y un después en la serie. Hasta este momento, Bleach no dejaba de ser una serie de peleas, más o menos interesante dependiendo un poco de lo que te hubiesen llegado los personajes y de los gustos de cada uno. Sin embargo, con este tomo, es con el que comienza a tener ese "algo más" que para mi ha hecho de la serie algo mejor que la clásica historia de espadazos, patadas y subidas de nivel (que lo es, no nos llevemos a engaño).

En este tomo, después de un rápido paso por el pasado de Renji al final del anterior (demasiado rápido para mi gusto) es cuando empieza realmente la trama de la sociedad de las almas. En este momento es cuando no solo hay peleas y carreras en pos del objetivo que es rescatar a Rukia, sino que empezamos a ver como hay algo más detrás de todo el asunto que hace que la trama principal quede un poco en segundo grado en beneficio de esa historia que transcurre de manera paralela y que explica el porque pasa todo lo que hay alrededor de la sentencia de la shinigami. Además, en este tomo encontramos a uno de los mejores personajes de toda la serie, Shunshui, el capitán del octavo escuadrón, el más vago y pachorra de todos, pero que dista mucho de ser el más debil. Y no contentos con esto, iniciamos la que será una de las tradiciones de la serie, que Chad se revele como el saco de leña oficial, al que después de una gran subida de nivel, viene alguien y le pega una paliza. Si yo fuera él, acabaría deprimido, pero en fin, es lo que tiene ser el Yamsha de la serie...

Sin duda los próximos tomos son de lo mejorcito que tiene la serie, una vez que baja algo el nivel más adelante, pero bueno, eso ya lo comentaremos cuando llegue.


Valoración 8,5/10

1 esquinazos:

Culgan dijo...

Me ha gustado mucho este tomo!!! Practicamente he coincidido con la nota en mi blog ^_^

Se ha producido un error en este gadget.