martes, octubre 05, 2010

Planeta y Disney, una relación complicada desde el principio.

Se veía venir. No es que me las de de adivino, pero vista la trayectoria que lleva planeta ultimamente con su línea comiquera, y el hecho de que hacía muchos meses (me aventuraría a decir que puede que incluso un año) que no salía ni Don Miki ni Patomas (las dos series que el nostálgico que hay en mi seguía) pues hizo que ya me oliera de que iba el pastel. Y es una auténtica pena, porque entiendo que el comprador de comic habitual de hoy día (el que compra manga, o el chaval que pilla comic americano) no se iba a interesar por una colección del Pato Donald, pero muchos de los que nos acercamos a los 30, y muchos de los que los pasan ya, y siguen leyendo comic, que  no son ni uno ni dos, no nos engañemos, habían encontrado un ancla a aquellos comics que tanto disfrutamos en la infancia, con sagas tan míticas e interesantes como cualquier civil war (de hecho, bastante más en varias ocasiones).


A mi, si algo me fastidia, es perderme algunas de las joyas que tenían anunciadas, especialmente la saga de la Espada de Hielo, o la adaptación de Los Miserables, que son grandes historias con orejas de ratón y picos de pato, además de algunas de las aventuras de patomas que tengo recuerdo y que se quedarán de nuevo en el tintero (al menos recuperaron las de Little Gum)
Y no quisiera olvidarme tampoco de las aventuras de Super Goofy o las adaptaciones de James Bond... hay tanto y tanto que se va a quedar sin publicar... pero que le vamos a hacer, los números mandan, y en estos días, más aún.

Larga vida a la línea Disney.

Se ha producido un error en este gadget.