jueves, septiembre 27, 2012

Joe el Barbaro

No soy mucho de comprar cómics solo por sus equipos creativos, sí, notareis que doy mucho la paliza sobre mi mi mi, yo yo yo, pero son mis primeras entradas y hay que ir presentandose poco a poco a través de estos fríos caracteres linealizados.

Los nombres de los autores suelen ser más bien la puntilla que termina de decidirme por meterme en el cómic, después de los personajes, la premisa, o la idea de fondo. Por ejemplo, la idea de "Old Man Logan" me resultó curiosa, ese "Sin Perdón" protagonizado por Lobezno, y ese Lobezno fuera de su entorno superheroico siempre me gusta, pero claro, ya te dicen que guioniza Mark Millar(cuando no escribía cómics para vender películas) y lo dibuja Steve McNiven, pues apaga y vámonos.

Algo parecido me ha pasado con este Joe el Barbaro, me fijé en él cuando llegó a la tienda vi quien era el guionista, pero lo que me llamó del todo fue la premisa y la idea que había detrás de todo el tinglao.

No soy muy fan de Morrison, si bien no me he acercado a sus cómics lo suficiente como para formar esas opiniones tan polarizadas que tiene todo el mundo de el, suyos solo leí "Los 7 Soldados de la Victoria"(que ahora que a ECC le esta dando por sacar cofres con cosas, seria muy buena idea una edición con las 7 miniseries y sus prólogos y epílogos), la estupendisima "All-Star Superman" y este "Joe el Bárbaro" el cual paso a comentar en breve, que ya duelen 4 párrafos sin decir ni mu del cómic en si.

El cómic nos habla de Joe, un chico nuevo en la ciudad, que detesta todo menos su rata mascota y se dedica a dibujar en su cuaderno cuando los matones locales no le dan por saco. La madre, viuda, esta demasiado ocupada trabajando y sacando adelante una familia en apuros.

Hasta aquí el punto de partida, después de eso Joe vivirá un viaje fantástico a un mundo lejos de su realidad donde se convertirá en la ultima esperanza de un reino asediado por la oscuridad.

Morrison no es tonto, ni complaciente para con el lector, y como acostumbra a decir, su labor no es la de dar al publico lo que sabe que quiere, sino descubrir que es lo que aun el publico no sabe lo que quiere. Y se esta viendo como de un tiempo a esta parte, con su Superman y su Batman, como busca volver a los cómics donde lo fantástico y lo maravilloso conviven sin problemas.

Me explico. Desde la deconstrucción del héroe llevada a cabo por Moore en los 80 con "Watchmen" y en menor medida por Miller con "The Dark Knight Returns"(y mas adelante mal entendida por una generación de autores) llevamos una serie de historias en las cuales lo que se hace es introducir elementos extraños en ambientes cotidianos. Están siendo años en los que se intenta introducir a superheroes en nuestro mundo cotidiano, si estos tienen razón de ser, si tienen cabida. Ahí tenemos por ejemplo a Kick-Ass(hasta que deja de ser una mordaz critica y pasa a tomarse en serio a si misma, aunque quizás sea esa una virtud...) las preguntas que se alzan a la hora de escribir una serie suelen ser: ¿ Podría existir un superheroe en nuestro mundo? ¿Se puede vivir una vida ordinaria teniendo poderes extraordinarios?

Lo dicho, son muchos años dando la matraca con lo mismo, verosimilitud, intentar hacer que el salto de fe que tiene que realizar el lector a la hora de leer un cómic sea el menor posible(para su comodidad o siendo mal pensados para llegar al mayor publico posible). Pues lo que creo que Morrison pretende es que se vuelva a hacer lo contrario, que los cómics de entretenimiento sean de nuevo una puerta a mundos fantásticos, a regiones inexploradas, que leer un cómic no equivalga a mirar por la ventana de tu casa y ver a un tipo en mallas.

Y hay que hacerlo con valor e inteligencia, huyendo de la nostalgia barata y efectista, pero sin renunciar a los clásicos  usándolos de trampolín buscando cosas mayores.

Pero ojo, "Joe el Barbaro" no es en absoluto una obra ambiciosa y que pretende ser rompedora, pero al menos demuestra que sus productos alimenticios están mas cuidados que los de otros(y no miro a nadie *coff*Neonomicon*coff*)

Vale, bien, todo muy precioso, y es una disertación mas que interesante sobre dos formas de entender el cómic.¿Pero, que coño hay en "Joe el Bárbaro"?

Pues hay una historia de aventuras clásica, de esas con las que crecimos y ahora nos creemos mejores que las generaciones que nos han sucedido. "Joe el Bárbaro" son "Los Goonies" y "E.T"., es "Dentro del Laberinto" y es "Karate Kid", es "La Princesa de Marte" y es "Fraggle Rock".

Los ingredientes están ahí, hijo huérfano y con familia fragmentada(una constante en las películas de Spielberg por cierto) amiga resabidilla pero incipientemente sexy, amigote grande  y torpe pero de buen corazón, malos muy malos, buenos muy buenos, viajes imposibles...

Como he repetido antes es una historia clásica, pero no pretende ser un homenaje, aunque los haya y muchos, pero en absoluto deberían ser el pilar de la historia, ni su motor, y aquí no lo son. "Joe el Bárbaro" se alza y mira a los ojos a las obras que lo inspiraron.

El dibujo de Sean Murphy cumple con creces la labor encomendada, buena narrativa y encuadres adecuados, si bien en los planos largos pierde detalle aunque no se si sería muy adecuado tener una visión clara de todo lo que sucede en las secuencias ya que estamos hablando de una historia donde la imaginación es un puntal básico, por lo que dejar al lector sin posibilidad de imaginar seria contraproducente. El color también aprueba con nota adecuándose perfectamente al tono de lo que se cuenta y distinguiendo perfectamente cada ambientación.

En resumen y como cierre, no sera la historia definitiva de Morrison ni la que le mantenga como lo que es hoy por hoy, pero sin duda es un cómic por encima de la media a la que nos tienen acostumbrados Marvel y DC, más que entretenido y que deja un poso de buen gusto hasta bastante tiempo despues de leerlo.

Se ha producido un error en este gadget.