lunes, octubre 29, 2012

Flex Mentallo, el Detective Musculoso.

Delicada tarea esta en la que me meto al intentar hablar de Flex Mentallo. Frondoso jardín en el que me voy a perder. No solo porque es un cómic el cual es complicado de tratar(no esperéis aquí una reseña que destripe la obra, analice el mensaje, comente si merece o no la pena el desembolso de quince euros o cosas de esas) sino porque tras casi veinte años de su publicación ya se ha dicho mucho y muy bien dicho al respecto.

Es difícil abordar el cómic  es difícil resumirlo en una frase, es difícil vendérselo a alguien, es difícil entrar en materia.

Porque Flex Mentallo es algo más que una historia, es más que un cómic, Flex Mentallo es una experiencia, y las experiencias son personales e intrasnferibles y no solo eso, difiere de cada persona.

Flex Mentallo es el cómic metalingüistico casi por antonomasia(si, este será un articulo con palabras polisílabas y esdrújulas a punta pala) donde se relativiza mucho todas las partes del canal de comunicación que es el cómic, sin llegar al punto del todo vale tan mal entendido del deconstructivismo de Derrida. Se cuestionan tanto el rol como la identidad del lector, del autor y por último del medio.

Para que veáis un poco lo complicado que es acotar este cómic, os comento la anécdota que me sucedió el día que me lo compré. Canjee mi sueldo tras estar trabajando en la tienda por el cómic(quince pavos por un par de horas tras el mostrador) momento en el cual uno de los parroquianos habituales me preguntó de que iba el cómic. Me quede con cara de lelo pensando mucho la respuesta, pues ya sabía más o menos de qué iba el cómic, al final malamente conseguí decir que "Va de un tío que es tan fuerte que es capaz de doblar la realidad".

Y eso es quedarse corto de cojones a la hora de explicar esto.

La trama gira en torno a Flex Mentallo, un personaje de ficción que ha sido traído al mundo real, el cual sigue la pista de una serie de hombres misteriosos llamados la Facultad-X que están atentando contra el sistema establecido a base de plantar bombas de destruyen certezas(toma ya). Flex descubre pistas sobre uno de sus compañeros de aventuras ficcionales, El Hecho, el cual debe de haber escapado del mundo ficcional, por lo que esperando obtener respuestas de el, parte en su busca.

Por otra parte, Wallace Sage una estrella del rock intenta suicidarse tomando todas las pastillas de su casa y para hacer rato hasta que llega la sobredosis, llama al teléfono de la esperanza para poder disertar sobre los cómics que marcaron su infancia y los traumas generados al respecto.

Ambas tramas se cruzan y se mezclan, para complementarse y mejor aún, para sumarse en el ultimo número y convertirse en algo mayor de lo que son juntas.

Esa suma, esa fórmula maestra capaz de multiplicar panes y peces, esa palabra mágica que se busca varias veces en la historia requiere un esfuerzo conjunto de todas las partes implicadas en el acto de leer el cómic.

Tanto el esfuerzo de Morrison de plantear una serie de conceptos, como el de Fran Quitely de presentárnoslos y sobre todo el esfuerzo por parte del lector de recibirlos(no en vano la portada del primer numero exige la participación del lector de forma muy activa"¡Compra este cómic o la humanidad esta condenada!). Quiero decir con esto que no estamos ante un producto de consumo, el que busque emociones fuertes, explosiones y bofetadas del copón que salte a por otro ejemplar, hay que estar dispuesto a hacer un acto consciente de lectura, a pararse y leer, a mirar y ver y a saber que esta pasando, por qué las viñetas se encuadran así  por qué ciertos paneles son sobrepasados por objetos o personas, en Flex Mentallo los bocadillos y las viñetas no son solo meros vehículos hasta la siguiente página.

Entonces, ya sabiendo cada vez un poco más y poco a poco entrando en calor nos podemos tirar a la piscina con los titularazos, Flex Mentallo, más allá de lo que cuente, en realidad es un análisis de la evolución del cómic de supercherías y de lo que lo rodea. Habla de cómo los cómics cambiaron con los años, habla de cómo crecimos con los cómics, habla de cómo el mundo cambió y se reflejó en las historias y en nosotros, cómo las historias se reflejan en nosotros, o nosotros en las historias.

Cada uno de los cuatro números de la serie limitada es una estupenda representación y exploración de las etapas históricas del cómic  comúnmente denominadas Edad Dorada, Edad de Plata y Edad Oscura(recordemos, este cómic es de mediados de los 90') se ven perfectamente los homenajes en las propias portadas, con la primera llena de textos propios de los años 40', la segunda con una imagen de un cosmonauta y la tercera, claro guiño a una obra cúspide del "grim & gritty".

Repitámoslo, estamos ante un cómic en el que pocas certezas se pueden encontrar, ¿ex Flex Mentallo un personaje real o de ficción, quien es?,¿es Wallace Sage quien dice ser o es un cualquiera con un pseudonimo?. Siempre se va a estar dudando de la veracidad de todo. Pero esto no es para sembrar la duda sino para hacernos participes.

Morrison explicita en un momento de la obra, que el Mentallio purpura es capaz de convertir a Flex Mentallo en cualquier persona y convencerlo de ello. Es decir, Flex Mentallo, en algún momento, y en algún lugar puede ser cualquiera, incluido nosotros mismos.

Wallace Sage comenta en el teléfono de la esperanza que ese en realidad es una identidad secreta, por lo que Wallace podría ser cualquiera  podría ser un reflejo del autor usado para desahogar su infancia y adolescencia llenando de detalles biográficos  O incluso podríamos ser nosotros, visitando episodios de nuestra que vida, que no por ser lugares comunes no dejan de ser propios.

Y aquí es cuando el cómic da en la tecla, una vez entrado en este juego de dudas se nos ofrece una propuesta, la realidad está muy ligada a la ficción y esta a su vez a las ideas y como nuestros recuerdos, los cuales sabemos que son realidad con certeza, en realidad ahora no son mas que historias, historias que perfectamente podrían ser ficcionales.

Es decir, ficción es realidad y realidad  es ficción, todo se cruza, pero no todo vale.

Entonces los superhéroes son reales, en nuestro mundo que es, o no, real, nuestro mundo que quizás  o no, sea ficcional. Los superhéroes existen pero no están presentes pues no creemos que los necesitamos. Cuando peor sea nuestra hora, cuando más necesitemos a los superhéroes estos volverán y salvarán nuestro mundo, porque eso es lo que hacen los superhéroes en el fondo, llegar a última hora y salvar el mundo de la catastrofe.

Pero la decisión de que vuelvan los superhéroes a salvar nuestro mundo es nuestra, es decir, pasa por nosotros, literalmente. Es aquí cuando ya casi al final del cómic descubres el pastel y te das cuenta que en realidad los superhéroes pueden salvar nuestro mundo, el que es nuestro, el personal e intrasnferible, ya que como bien dicen al principio del cómic"El mundo esta bien, es la gente la que necesita ser salvada.".

Lo más gracioso de todo es que los superhéroes son capaces de salvar al mundo sin tener que actuar directamente en el mundo real, pues al mezclarse este con el ficcional, sólo necesitan trabajar desde la ficción para salvarnos.

Resumiendo, los superhéroes salvan nuestro mundo haciendonos querer ser superhéroes, y cumplir ese deseo es el que nos convierte a nosotros en superhéroes.

Todo esto se desprende en la escena en la que Wallace Sage se da cuenta tras hablar con Lord Limbo de que el hecho de que viva o muera esta condicionado exclusivamente por su decisión,"en un mundo me he comido una caja entera de paracetamoles, pero en otro solo son m&ms"

Y ahí es cuando lloras de emoción con la ultima pagina del cómic.

En definitiva, parafraseando a otro artículo que leí en su día antes de lanzarme con este cómic: "Wertham tenia razón, los cómics me jodieron la cabeza, pero también me salvaron la vida"

Como aspecto negativo, decir que juega mucho en contra de un cómic así el breve espacio que utiliza para soltarte tantas cosas de golpe, al final resulta todo muy atropellado, sobre todo en el último número en el que descubres la trama de fondo, las ideas subyacentes y después de eso, le pegan la vuelta para que Flex salve el día. Es todo muy brusco y toca demasiados palos a la vez y es quizás lo que mas obligue a la relectura.

Pero por otro lado, la labor realizada por una bestia parda del dibujo como Quitely salva un poco los muebles, Quitely es capaz de lo que sea y maneja el cómic a su antojo, lo modela como quiere y presenta ideas y conceptos a través del dibujo, de la composición y de los encuadres, aunque sin ser tan experimental como en otras obras como W3, de todos modos casi tiene mas merito el ceñirse a unas formas concretas y sacarles todo el jugo posible.


Por último quisiera destacar lo entrañable que es el personaje que da nombre al cómic  llamarlo protagonista quizás seria poco exacto, Flex es un extranjero en un mundo que no es suyo, se pasea por la calle con sus gallumbos de leopardo y su gabardina, vive echando de menos a sus amigos pasados y añorando a su novia Dolores, vamos, tiene todas las papeletas y motivos para ser un cabrón amargado, joder, si lo fuera no se lo discutiría  Pese a todo y tras esa fachada de Charles Atlas neanderthal siempre tiene un cumplido para alguien, siempre puede levantarle el animo a la persona adecuada, siempre tiene suelto para un pobre. Siempre, da igual lo que sea, Flex Mentallo haga lo haga hace el bien. Flex Mentallo es un tipo cojonudo y no lo es porque le empujen sentimientos de culpa, ni porque se vea empujado a hacer lo correcto, ni porque murieran sus padres. Flex Mentallo es un tipo cojonudo, porque es una buena persona, y punto.

Sinceramente, no estoy seguro de si tras leer esto, si es que lo has leído  o no, querido lector, tienes ganas de leer Flex Mentallo, o no las tienes. O si ya lo has leído, compartes, o no, mi visión sobre ella.

martes, octubre 23, 2012

El día que dejé las drogas, o más concretamente algunas colecciones eternas

No ha sido fácil, pero lo he conseguido. Algo que en muchas ocasiones pensé que jamás conseguiría o que me iba a llevar algo más de mono, pero, al igual que hizo mi padre cuando dejó de fumar, que un día dijo "este es mi último cigarrillo" y 12 años después así sigue siendo la cosa, yo hace un par de meses que me dije "Estos son mis últimos tomos de Bleach y Detective Conan" y vale que no ha pasado tanto tiempo, pero por el momento, con un par de números de cada una de las series en las estanterías de la tienda sin haber sido leídos ni comprados, puedo decir que llevo ya un tiempo "limpio", y que así voy a seguir.

Último tomo de Bleach que hay en mi biblioteca...
y el último que va a haber
Y no se si es que con los años me voy volviendo más escogido (que en parte sí) o que he perdido la ilusión en las historias... aunque lo más probable es que sea una sana combinación de ellas y que tengo un nivel de exigencia que no tenía años atrás. Porque vamos, Bleach me parecía una serie magnífica cuando empezó, con un nivel de historia tremendamente bueno, y especialmente me gustó el hecho de ver como el autor tenía planeada casi toda la serie, y como iba metiendo cuñas desde el principio a hechos que iban a suceder tiempo después. ¿Qué pasó? Pues que llegó un punto en el que el castillo de naipes no se sostuvo, que toda esa "trama" tan bien construida se le fue de las manos, que puso una pieza donde no debía y eso llevó a la torre de jenga a caerse completamente... vamos, que la historia se fue al carajo, coincidiendo con la mejora substancial en el dibujo (cosa conocida hoy día como "Sindrome de Hagiwara") así que aprovechando que la gran saga se acabó, y que la serie podría haber acabado perfectamente en ese punto, pues me bajo del carro. Además, que los informes que tengo de como sigue la serie no son precisamente buenos así que...

¿Será este el último número que tengo?
La verdad es que ni idea porque las
portadas no ayudan precisamente
y la periodicidad tampoco
Y que decir de detective Conan... la serie es igual de entretenida que en el primer capítulo. IGUAL. Tan igual que me da lo mismo leer el tomo 74 que el 16. Y que sí, que me gustan las novelas de misterio, que el rollo de la serie es uno de los géneros literarios que siempre me ha gustado (no en vano Agatha Christie es una de mis autoras de misterio favoritas) pero... joer, que llevan 25676 asesinatos y no ha pasado un año de tiempo real... y que se supone que la historia tiene una trama de fondo que avanza aproximadamente una gotuca de nada cada 10-12 tomos... y uno se cansa. Además, que visto lo visto, siempre podría coger los tomos en los que aparezcan los hombres de negro y ahorrarme una pasta, que total, lo que pasa por medio se puede ignorar absolutamente, o simplemente comprar uno de cada 4 o 5 números... En fin, que a no ser que la cosa de repente vaya llegando a su final y la historia evolucione un poco, yo me bajo, que tengo más tomos de D.Conan que novelas de la anterior autora británica. Me da un poco de pena porque es una serie que no recuerdo desde cuando lleva conmigo, pero sí que recuerdo que me cuando me gasté esas 1200 pesetas que me costó el primer tomo fue por un regalo o algo, por lo que era un dineral para mi en aquel entonces... (lo que me costó comprar los primeros números...)

En fin, que últimamente me bajo de más colecciones que las que empiezo, y no se por qué es, pero es así. Espero a ver si alguna publicación nueva me llama la atención porque últimamente poca cosa la verdad...


jueves, octubre 18, 2012

Lobezno y la Patrulla-X. Números 3 y 4

Toca seguir reseñando esta colección aprovechando que aun no he devuelto los cómics que me prestaron y puedo acceder a ellos para dar la tabarra a fondo.

Tras el primer arco argumental de tres números que sirvió como carta de presentación de la serie toca una rotación en el equipo artistico de la serie, ya que sale Bachalo(bien!) y le releva Nick Bradshaw(BIEN!).

Y esa es la principal novedad de la en estos dos números españoles que abarcan la friolera de cinco números americanos(ovación en pie para Paninni que ha apretado el margen a casi tres meses de la salida en USA), y es que lo mejor es que la serie no solo no pincha sino que con el dibujante apropiado es capaz de alcanzar cotas altísimas.

Nick Bradshaw venia de hacer un par de trabajos en Ashtonishing X-Men y unas cuantas portadas, este es su primer trabajo grande en Marvel y el fenómeno no defrauda ya que esta serie se presta a su lucimiento.

Si bien estéticamente Bradshaw es un imitador de Arthur Adams, si se copia bien y si se copia a los buenos da igual la falta de originalidad en el trazo. Como ya se ha comentado arriba Bradshaw ha encontrado el nicho en el que se siente a gusto y su detallado estilo favorece muchísimo a una serie tan coral y en la que pasan tantas cosas a la vez.

Si el símil se me permite, Bradshaw me recuerda mucho a esas escenas del cine de Berlanga y de Cuerda con esos planos de diez personas donde hay un dialogo y de fondo suceden cuatro historias a la vez. Hacía mucho tiempo en que no disfrutaba tanto releyendo un cómic, pues este se presta a ello y además consigues ir descubriendo detalles que hacen esto mucho más divertido ya que el cómic no solo se vuelve un entretenimiento sino un juego casi.

Argumentalmente, pasan tantas cosas en cinco números que es difícil condensarlo todo y más aun cuando las ideas son tan disparatadas y locas, como en el circo se busca siempre el más difícil todavía.

Pero por lo que se ve, entre arco y arco de tres números Aaron dedica capítulos unitarios a repasar la situación del instituto, presentar nuevos personajes e indagar en los ya existentes.

El arco de tres números incluido aqui tiene, literalmente de todo, asaltos a casinos intergalácticos, invasiones extraterrestres, embarazos alienigenas no deseados, viajes alucinantes dentro del cuerpo humano, escopetas psíquicas, y hasta romance.

Sobre el tratamiento de los personajes hay que agradecer que estén todos supeditados al tono general de la serie, es como si pese al bagaje de algunos personajes estos decidieran seguir la corriente o entrar en el juego que supone la serie. Por supuesto que hay drama y tensión, pero es más bien utilizada para dar emoción a la historia y hacer mas disfrutables las partes cómicas, dejando respirar al lector entre idea absurda y detalle genial(ojo a la pintada en la pared que reza "Lovesno veve pryba")

Lo dicho, dos números muy completos casi autocontenidos, que es algo bastante escaso hoy por hoy, y sobre todo divertidos, sin complejos ni pretensiones.

Ahora a ver que tal salva la colección la dura papeleta de los cruces con AVX, que normalmente no suelen sentar bien a las series que se desmarcan de la linea habitual.

jueves, octubre 11, 2012

Cosas que quisiera ver publicadas en España

Lo reconozco, odio a las fangirls. Las odio. Las odio mucho a pesar de que en una gran cantidad de ocasiones yo sea una de ellas. Y en esta ocasión, me toca hacer un poco de fangirl cuando he visto que Andy Diggle y Mark Buckingham van a sacar una colección de Doctor Who, ambientada en la época de Amy y Rory. 
Justo cuando la familia Pond nos acaba de dejar en la serie (sob sob) nos llegan más de sus aventuras en forma de comic, y si bien es más que posible que no sean historias como las de Moffat, estaría bien que llegara a España como lo han hecho las colecciones de Ángel y Buffy... aunque mucho me temo que nunca la veremos, por lo que supongo que me tocará leerlo en inglés.

Por el momento aquí os dejo la portada del primero número.


martes, octubre 09, 2012

Lobezno y los X-men: Numeros 1 y 2



En vista de que me estiro más de lo aconsejable haciendo las reseñas os dejo dos opciones hoy:

Primera, darle al play al vídeo y disfrutar de la versión resumida,sucinta y precisa de lo que viene siendo la impresión que me ha dejado este cómic.(Si, esta en italiano, pero eso hace que mole más aun)


Segunda opción, darle a leer más y ver como justifico esta tontuna que estáis presenciando.

lunes, octubre 01, 2012

Comic: Spidermen

A veces las decisiones editoriales se me escapan. Que en ningún momento quiero insinuar que se más del mundillo editorial que aquellos que se dedican a ello profesionalmente, pero tras más de la mitad de mi vida comprando comics según que cosas chirrían. 
En este caso me refiero a la forma de publicar la miniserie con que Marvel celebra el 50 aniversario de Spiderman. No acabo de entender por qué una serie limitada de 5 números no se publica en un tomo de 100% Marvel en vez de en grapa, que se conserva mejor, queda mejor en la estantería y seguramente puedas cobrar más por ella (5 números, 12 pavos con facilidad, pero vamos, que por eso no me voy a quejar precisamente xD) pero bueno oye, ellos sabrán, mejor que yo seguro.

Peter se encuentra con Miles Morales
En cuanto al comic en sí, es que la verdad se hace difícil comentar cosillas sobre un tebeo de 24 páginas que además tan solo sirve como presentación de la saga. No es más que una situación de donde está Peter ahora mismo, y una excusa para que haya el clásico fallo dimensional que lo transfiere a otro mundo... y aquí es cuando empieza la parte buena del comic, con un Spidey salvando a un chico de una paliza y con este agradeciéndoselo pero claro, diciéndole que es de muy mal gusto que lleve el uniforme de Peter Parker... con la consiguiente sorpresa del susodicho. Y claro, no podía faltar el Cliffhanger final, con el encuentro entre ambos personajes, pero cuya resolución se pospone hasta el siguiente número, y poco más la verdad.

La idea no es precisamente la más original del mundo, pues no estaría demás recordar que al fin y al cabo esto ya se hizo hace años en un cruce entre el universo normal y el universo 2099 pero bueno, quizás en 5 números puedan hacer lo que no hicieron en aquella ocasión y profundizar más en lo que los personajes sienten sobre este hecho, más que un enfrentamiento chorra contra un duende más. Además, al fin y al cabo en esta ocasión el status actual del universo ultimate es más que interesante para Peter, dado que lejos de encontrarse consigo mismo lo hace con su sucesor... y veremos (o espero que veamos) las reacciones de la Tía May (más joven), una MJ adolescente enamorada de él, y por supuesto, con esta Gwen Stacy. Y todo eso aderezado con el hecho de que todo el mundo sepa quien es. Lo cierto es que el inicio al menos tiene buena pinta, aunque habrá que esperar (desgraciadamente, ya que molaría más haberlo podido leer más del tirón). Veremos veremos... 

Se ha producido un error en este gadget.