sábado, junio 03, 2006

Reseñas Manga: Detective Conan 51

Detective Conan nº51 (de 54)
Guion y Dibujo: Gosho Aoyama
196 pags B/N 6,95€
Planeta DeAgostini

Atención, esta reseña contiene Spoilers

Nos encontramos una vez más con las aventuras del niño detective, el chaval con peor fario de la historia junto a Jessica Fletcher, porque vamos, sitio por el que va, sitio por el que se muere alguien... y que si yo fuera de la policía, comenzaría a sospechar...

Tres historias nos encontramos en este tomo. En la primera de ellas, que ocupa los tres primeros capítulos nos vemos envueltos en una nueva búsqueda del tesoro por parte de los críos, ideada esta vez por Ai para poner a prueba una vez más la perspicacia del protagonista. Ni que decir que, aunque con algunos problemas, Shinichi encontrará la solución al enigma, permitiéndole de paso resolver un caso por el que Ran le ha preguntado por teléfono... y es que esta chica, a pesar de ser capaz de noquear a un asesino con una sola patada, tiene la capacidad deductiva de un ladrillo.

La segunda historia, que compondrá el grueso del tomo, trata sobre una familia que contrata a Kogoro para que resuelva un caso de extraños anónimos amenazantes, y algunos sucesos extraños que han ocurrido en la casa, como accidentes de coche, vajillas que se rompen y otras cosas que coincide en fechas concretas del calendario budista (siempre el día 4 de un mes que es fiesta budista). Por supuesto ello derivará en el asesinato imposible de dos miembros de la casa y en el clásico asesinato en habitación cerrada. la imaginación de este hombre para imaginar formas de asesinar imposibles es sorprendente... y daría miedo si no fuera por la imposibilidad práctica de llevar a cabo el 95% de los asesinatos que plantea.

Pero el plato fuerte llega en los dos últimos capítulos del tomo, donde tras un comienzo de lo más normal, como un caso común y corriente, nos devuelven por fin a la trama de los hombres de negro (Men in Black) presentándonos a algunos personajes nuevos, dado que la principal conocida, Vermouth, teóricamente está fuera de juego... aunque pronto comprobaremos que no es así.
También tendremos la ocasión de comprobar que Jodie, la agente más rara del FBI está lejos de abandonar la serie tras las heridas sufridas en números anteriores. Una buena noticia para todos a los que nos gustaba el personaje. Todo lo que salga ella, serán páginas en las que saldrán menos personajes como Sonoko. Como es costumbre, y dado que este tomo comienza con historia, terminamos a mitad de esta, que concluirá en el próximo número.


Valoración: 7,5/10

0 esquinazos:

Se ha producido un error en este gadget.