miércoles, noviembre 01, 2006

Reseñas Manga: Reloj de Arena 04 y 05


Reloj de Arena 04 y 05
Guión: Hinako Ashihara
Dibujo: Hinako Ashihara
B/N 192 págs 7,2€
Panini


Fuji ha huido de casa. An, preocupada por él, pasa sin embargo las vacaciones de invierno con Daigo en Shimane. Aunque han pasado ya cuatro años desde la muerte de su madre, el invierno reabre sus heridas. Precisamente cuando más cerca debería sentir la resencia de Daigo, ¿¡la relación se enfría entre ellos!?

Pues con lo que tardé en comprarme el número cuatro al final se me ha acabado juntando con el quinto, por lo que así me ahorro espacio y hago dos reseñas en una.
En el cuarto tomo nos cuentan el invierno de los 16 y la primavera de los 17. Dos épocas que demostrarán ser muy importantes para Ann.
Por un lado tenemos la desaparición de Fuji, que ha no contento con mudarse a Tokyo, tras tener la reunión con el que cree que es su verdadero padre, decide escaparse de casa sin decirle a nadie donde va, y esta vez, ni las palabras de Daigo parecen poder disipar la preocupación. La similitud con las fechas y la manera de la muerte de su madre parecen estar afectando mucho a An, algo que Daigo será incapaz de desterrar y que les llevará a tener la peor discusión.
Como si no fuera esto suficiente, Shiika, la hermana de Fuji le confiesa a An que está enamorada también de Daigo, aunque este no parece darse cuenta.

Y llega la primavera, pero la relación entre la pareja protagonista parece que se encuentra más bien en su otoño. Escasas llamadas, nada que decir por telefono... las palabras de las últimas discusiones están aún frescas en ambos y no saben que dirección tomar. Mientras An encuentra a Fuji, que vive y trabaja en Tokyo, recuperando su amistad con él. Claro, el hecho de que solo An sepa donde está y no se lo cuente no ayudará a que su relación con Daigo mejore.

Ya en el 5º tomo, durante el verano de los 17 asisteremos a la muerte ¿definitiva? de la relación entre Daigo y An. Las cosas van empeorando entre ambos hasta que al final, esta se rompe.
El invierno en cambio, será una época de nuevo comienzo para ambos. Nuevas amistades, recuperando viejas... comenzando nuevas vidas cada uno por su lado. Ya veremos como termina esto.

Lo mejor de ambos tomos sin duda es lo bien que reflejan la cotidianidad de lo que puede ser la vida de un adolescente. Aunque no hayamos tenido esos problemas, o no estuvieramos involucrados en situaciones como las que aquí nos presentan, la verdad es que no me resulta dificil ponerme en la piel de cualquiera de los dos protagonistas y ver como sus reacciones son naturales, como solo tienen problemas cuando de verdad los hay, y como las cosas van evolucionando con los años. Posiblemente, este sea el mayor punto fuerte del manga, más allá incluso de su propia historia, que también engancha.
La cosa se va poniendo interesante, pues ya hemos superado el centro y hemos vuelto prácticamente al principio... Ya nos falta menos para llegar a esos 24 años del primer tomo.




Valoración 8,5/10

4 esquinazos:

Deirdre dijo...

la escena de daigo y an en el quinto tomo hizo que se me saltaran las lagrimas.

me gusta mas sunadokei que nana

Javier dijo...

las portadas son muy hermosas y la historia promete mas de alguna lagrimilla

Ulin dijo...

Deirdre: No me extraña, porque es una grandísima escena dramática. ^^

Javier: Las promete y creo que las puede llegar a conseguir ;)

Moe_Roronoa dijo...

Ayer mismo leí el quinto y me impactó mucho.
Cada vez me gusta más este manga.

Se ha producido un error en este gadget.