martes, noviembre 07, 2006

Cine: La Princesa Prometida


La princesa Prometida
Título Original: The Princess Bride
Año: 1987
Duración: 92 min.
Director:
Rob Reiner
Música: Mark Knopfler
Reparto: Robin Wright, Cary Elwes, Mandy Patinkin, Chris Sarandon, Wallace Shawn, Billy Crystal, Carol Kane, Peter Falk, Peter Cook, Fred Savage, Mel Smith, Christopher Guest, André the Giant, Mel Smith

Habiendo marchado en busca de fortuna, y después de 5 años de ausencia, Westley retorna a su tierra para casarse con su amada Buttercup, a la que juró amor eterno y verdadero. Para recuperarla, tendrá que enfrentarse a serios obstáculos (Vizzini y sus esbirros), pero, una vez superados éstos, aún quedará lo peor: el príncipe Humperdinck pretende desposar a la desdichada Buttercup, pese a que ésta no le ama, ya que le sigue queriendo a él.


Todo un clásico de las aventuras y que con el tiempo ya se ha convertido en una película de culto. La princesa prometida, nos presenta un cuento que un abuelo cuenta a su nieto que tiene que guardar cama por un catarro. Por supuesto, el chiquillo no quiere una "historia de besos" pero pronto se verá cautivado por la historia de amor entre Westley y Buttercup, sobretodo por la cantidad de penurias y aventuras por las que pasará el primero para salvar a su amada.
Es una adaptación magnífica de lo que sería una típica novela de aventuras, con un héroe pícaro, cuyo objetivo es noble, y unos villanos que hacen lo peor que se puede hacer, tratar de entrometerse en el "amor verdadero". Pero sin duda, lo mejor de la trama no es la historia en sí, sino los diálogos entre los personajes. La mejor escena de la película, a pesar de que hay muchas y muy buenas, creo que es el enfrentamiento de Weasley contra los tres hombres que han secuestrado a su querida Buttercup. De los tres, me quedo con la disputa de Weastley contra Iñigo Montoya, un español cuyo padre fue asesinado delante de él de niño y que ha entrenado toda su vida para buscar venganza. Eso no hace que sea un villano, ni siquiera una mala persona. La pelea con Weastley se desarrolla en un ambiente totalmente distendido, y sobretodo, de gran caballerosidad (le ayuda a subir a la colina y le permite descansar antes de tratar de matarlo). Además, este combate ha dado una de las frases más famosas del cine
"Me llamo Iñigo Montoya, y tu mataste a mi padre. Preparaté a morir"


¿A quien no iba a gustarle este personaje?

Probablemente el más flojo de los tres enfrentamientos es el que tiene contra el gigante (interpretado por André el gigante). Pues no es más que un ligero diálogo.
El último sin duda también tiene su gracia. Se trata de un combate de ingenio entre Westley y Vizziny, en el que este tratará de adivinar en cual de las dos copas de vino en las que están bebiendo, ha vertido el primero un veneno. Todas las deducciones que hace harían sonrojar a Conan Edogawa, pero la resolución del "combate" es realmente muy cómica.

Destacar también la aparición de Billy Cristal en la película, interpretando al milagrero que tiene que hacer lo más parecido a la magia que aparece en la película. Un Billy Cristal muy bien caracterizado que a mi me costó horrores reconocer.

Por supuesto, también la película nos deja un buen montón de perlas en forma de diálogos ingeniosos

Buttercup: Nunca sobreviviremos
Westley: ¡Tonterías! Sólo lo dices porque nadie lo ha hecho nunca


Un tema que me ha llamado la atención es como se ha ido perdiendo la costumbre esa del "cuentacuentos" que realiza Peter Falk al todavía pequeño protagonista de "Aquellos maravillosos años". En una época sin televisión, ordenadores o videojuegos, las historias se contaban así. Ya lo decía el propio abuelo. "Cuando yo tenía tu edad, los libros eran nuestra televisión". Al principio el chico está un poco reluctante, pero es interesante ver como poco a poco se va metiendo en la historia y acaba tan entusiasmado por la novela, que quiere que se la vuelva a leer al día siguiente.

Yo por mi parte, aprovechare que Planeta la publica en su colección de Fantasía Juvenil para hacerme con ella. Ya veré que diferencias fundamentales hay con el filme.

11 esquinazos:

Javier dijo...

Viva Iñigo Montoya!!!!

Deirdre dijo...

enamorada estoy de la princesa prometida, estoy ahorrando para la edicion de lujo americana (sisi esa que tiene raist, que venia con diferentes portadas *O*)

Ternin dijo...

Esa cae en el mediamarkt porque está de ofertón. Qúe grandes momentos pasé con este clásicazo

Ulin dijo...

Mi señora se la compró en la oferta esta que venía con la historia interminable, asi que había que aprovechar para verla ;)

Sauron Bloom dijo...

Las diferencias entre la peli y el libro son...¡¡ENORMES!! ¡¡GIGANTESCAS!! ¡¡MONSTRUOSAS!! Ya veras ya...que sorpresita te llevas ;)

Raistlin dijo...

Ahhh, que clasicazo. Una de mis pelis favoritas, simplemente.

Jeje, Deirdre, a ver si te puedes hacer con esa edición, que merece mucho la pena :P

Yorkshire dijo...

Deliciosa peli, Ulin, hoy has acertado de verdad.

Anónimo dijo...

Un ejemplo perfecto de como una peli sencilla puede ser perfecta para todos los publicos. Más como ésta tenían que hacer :(

tita hellen dijo...

Me acaban de linkar este blog, es estupendo de lo friki que es.

Esta peli me la debo de haber visto sin exagerar la friolera de unas 70 veces (3 en inglés, que está muy bien). Pero mi personaje es la mujer del milagroso Max, nunca una papel tan pequeño tuvo tanto carisma!

Ulin dijo...

Diox, la has visto más veces que yo Willow (que rondará unas 20 veces... :S)

Gracias tita hellen. Espero leerte por aqui entonces :)

Bambú dijo...

Sin duda alguna, mi película favorita. La he visto millones de veces, recuerdo muchas de sus frases y son geniales.

La tengo en dvd normal, desconocía que hubiera una edición de lujo, ahora mismo voy a buscar en google.

También tengo el libro pero todavía no lo he leído.

Una maravillosa historia de amor verdadero :D

Se ha producido un error en este gadget.