martes, junio 05, 2007

Reseñas Manga: Capitán Tsubasa 35


Capitán Tsubasa 35
Guión: Yoichi Takahashi
Dibujo: Yoichi Takahashi
B/N 192 pags 7,5€
Glenat

La épica del fútbol merecía un cómic que la reflejara en todo su esplendor. Y aunque fuera del papel la liga japonesa no sea exactamente la de las estrellas, gracias a la mano de Yoichi Takahashi y desde las botas de Tsubasa, el balón corre al mismo nivel que en un Argentina-Brasil o en una final de la Champions en todas y cada una de las viñetas. Abónate a esta serie, conocida en España con el nombre de "Las aventuras de Oliver y Benji" y vibra en cada encuentro. Experimenta la soledad de los porteros, las decisiones críticas de los delanteros o el sacrificio de la defensa y márcale el gol defenitivo al aburrimiento. El futbol, más que nunca, es así.

Lo cierto es que no pensaba haber hecho reseñas de esta serie hasta que la terminara e hiciera una global, pero tras leer este tomo, no he podido evitarlo, pues la serie alcanza unos niveles de espectacularidad que no creía que pudieran superarse. Sin embargo, ya sabeis el dicho, nunca digas "de este agua no beberé" porque, como ha sido en este caso, puedes estar radicalmente equivocado.

Supongo que los seguidores de la serie pensariáis que estabais curados de espanto. Todos los de mi generación crecimos rompiendonos huesos tratando de hacer la catapulta infernal, entrenando en la playa contra las olas y esperando que el balón alcanzara velocidades tales que en vez de rebotar contra una pared, explotara o si ya tenías el suficiente nivel, diera vueltas sobre ella hasta causar un agujero en el cemento. Que vaya, visto así cualquiera diría que la serie versaba sobre el esfuerzo y la superación, más bien parece que fomenta el juego individualista y que los niños se rompan cosas. De todas maneras, uno va creciendo y superando esa etapa (ahora me conformo con ver como se dan de palos los futbolistas de verdad, que es lo divertido ¿no?) y comienza a sorprenderse por las cosas que veía y que le encantaban. Este comic ya le cojo incluso con nostalgia, y a veces me arranca una sonrisa al recordar lo impresionado que quedé la primera vez que vi como a Julian Ros se le paraba el corazón en medio de la lluvia torrencial. Sin embargo, los tomos pasan, los campeonatos acaban, y llega el mundial, ese que no vimos por la tele y que claro, si los japoneses hacen lo que hacen en la serie... que no harán los europeos.
Pues la verdad es que al principio es casi más de los mismo, con un "Oliver" en cada pais importante (entre los cuales por supuesto no se encuentra España :P) a los que el combinado japonés tendrá que anular para ganar in extremis. Sin embargo, en esta final contra Alemania todo será diferente, porque además de encontrarse con el omnipresente Kaiser, que está en tooooodas las series de futbol, y que en todas le apodan así, y se llama K. Schneider (o como se escriba, que yo de alemán cero patatero), tendrán que enfrentarse a un portero debutante en esto del futbol, pero que estuvo entrenando en las montañas hasta entonces preparandose para este momento... Y los flashbacks de su entrenamiento no tienen precio. No basta con una preparación física extenuante, un entrenamiento de amanecer a ocaso que cualquier tirano diría que es espantosamente inhumano, sino que su prueba final consistía en parar balones lanzados desde un acantilado... ¡¡¡entre una avalancha de rocas!!! Y no contento con eso, cuando su último balón se haya tapado por una roca gigante, en vez de apartarse, o palmarla, como cualquier ser humano normal, lo que hace es soltar un puñetazo que ya lo quisiera Sannosuke y la destroza en mil pedazos (muerete de envidia Ryoga). Señores, ese portero no es alemán, ¡¡tiene que ser por lo menos de Bilbao!! Ni que decir tiene que esa capacidad de romper rocas monstruosas con las manos desnudas es lo que le permite detener los disparos de Tsubasa (Oliver) y Hyuga (Mark). ¿Como lograrán superar a este muro?

Para terminar, apuntar que por fin, despues de 35 tomos recibiendo balonazos en la cara, Ishizaki (Bruce Arper) tiene que ser finalmente sustituido porque le rompen la nariz de un balonazo... y eso hace que me pregunte ¿de que la tendrá hecha para aguantar golpes que destruyen paredes y son más potentes que un misil tierra-aire?


Valoración 6/10

3 esquinazos:

Javier dijo...

Oliver y Benji deberían de salir en el anuncio de coca cola XD es de nuestra generación

yue_sayuri dijo...

Ya solo queda un tomo para que finalice... 37 tomos que me habre comprado para leer un clasico de la infancia XD Me merezco un estatua de oro ;D

Ademas es una lastima que glenat ya haya anunciando de que no tiene previsto sacar nada mas de Captain Tsubasa... Podrían editar por lo menos el World Youth :D

Björnir & Norsk dijo...

Y a mi que siempre me dieron por culo estas serie de deportistas super-chachi-guachis de la muerte... Lo único bueno era la catapulta de los hermanos Calatrava, que inspiró a unos en mi colegio a intentarlo (en parado, que en movimiento te deshollas la espalda) y se reventaron los cojones mutuamente por un problema de descoordinación en el salto XD

Se ha producido un error en este gadget.