jueves, agosto 14, 2008

Manga: Peach Girl 16


Peach Girl 16
Guión y dibujo: Miwa Ueda
Serie de 18 números
B/N 176 páginas 6,95€
Planeta



Todos hemos oído alguna vez que las apariencias engañan; pero en el caso de Momo, ¡también le causan multitud de problemas! Su piel se broncea con facilidad y su pelo se aclara, dándole el mismo aspecto que adopta una tribu urbana japonesa formada por chicas con fama de fáciles. Momo, que en el fondo es muy dulce, sufre mucho con esta situación porque todos creen lo que no es, y más porque está enamorada de Toji, un compañero de instituto al que le gustan las chicas de piel pálida... como su amiga Sae, que no pierde la oportunidad de rebajar la ya de por sí poca autoestima de la pobre Momo y de robarle, sistemáticamente, todo lo que desea. Pero todo cambia cuando Kairi, uno de los chicos más populares del instituto, decide salir con ella... ¡y rechaza a Sae!


Ya estamos llegando al final, y sinceramente creo que los tomos que quedan ya son solo de relleno. Es una constante en muchas historias, que justo cuando parece que va a terminar, el autor se saca algo de la manga para alargarlo un par de tomos más (lo que implica unas cuantas semanas/meses más en la revista).

En este caso, las vueltas que da el triángulo entre Adachi, Okayasu y Toji empiezan a resultar cansinas. Que pueden entenderse las dudas de la protagonista, pero es que lleva dando tumbos varios tomos, y parece que va a seguir así hasta siempre, cuando está claro que tanto el tomo anterior como en este la autora ya podría haber cerrado la historia. Y es que no se ya si es por la manía que tienen en muchas ocasiones en las historias de adolescentes que la pareja sea por narices la "protagonista" y que si algún secundario toma más o menos importancia solo sea bien para dar celos, para provocar angustias, o para meterse en medio de una relación, que en el 99% de las ocasiones acabará por prosperar a pesar de todas esas "grandes" dificultades.

Sinceramente yo me esperaba otra cosa en Peach Girl, y oye, quedando dos tomos puede que aún me sorprenda, porque viendo el tono que llevaba la serie y como trataba temas que en otros shojos del ramo no suelen aparecer, o como en esta ocasión trataban de darle un enfoque ligeramente diferente, esperaba que una vez que acabaran los problemas, no le diera un nuevo giro volviendo a meter a Toji en medio y dando a entender que es posible que al final la parejita inicial, por la que todos hubieran apostado al principio del manga, y que tanto detesto, consiga estar juntos, para gran decepción del auténtico protagonista de la serie como es el gran Okayasu.

Y es que creo que sería decepcionante que en una serie donde vemos cosas como que uno de los "protas" esté realmente enamorado de una profesora/ayudante, que por cierto dista mucho de ser la típica de estos mangas, que o bien está todo lo weno, o es fea y no tiene ningún interés... no, aquí vemos a una mujer normal, con sus virtudes y sus defectos, que está más o menos guapa si se arregla más o menos y con una personalidad que atrae a un chico más allá de su físico.
Eso sí, quizás el hecho de que te digan que el hermano de Okayasu la tenía como amor platánico me sobra un poco, que no veo yo al cretino ese enamorado platónicamente de nadie...

En fin, que a falta de ver la resolución final, que es posible que arregle este desaguisado, la verdad es que este último tomo me ha dejado con una sensación algo agriculce, esa que dejan esas series que se estiran más por mandato editorial que por ganas del guionista.

Valoración 5/10

3 esquinazos:

Darlantan dijo...

No digo nada, pero como bien dices aun quedan dos tomos... muahahaha

Silvertongue dijo...

yo he empecé a ver el anime y me cayeron tan mal los protagonistas (momo por palurda, Toji por lelo y Sae por arpia) q lo dejé y ni ganas tengo de leer el manga xD

Miya dijo...

Yo me vi el anime entero, y por eso no me decidí hacer el manga pq era igual a lo que había visto.

Igualmente, el triangulo amoroso nunca me gustó, Okayasu me defraudó y Momo y Toji nunca me gustaron... eso si, me cagué en Sae en casi cada episodio, pero la verdad, si no fuera por ese personaje, Peach Girl sería un shojo del montón más... yo creo que el encanto de esta serie son las putadas de Sae, es por lo unico que salvaría esta serie xD

Se ha producido un error en este gadget.