jueves, abril 07, 2011

Libros: La Tumba (La saga de Harry Dresden 03)


Llegamos a la tercera entrega de las aventuras del mago más famoso de Chicago, y en esta ocasión ya nos vamos metiendo un poco más en su pasado y en su vida. La historia sigue siendo autoconclusiva, como en las anteriores entregas, pero, al igual que ocurre con la saga de Marco Didio Falco, va introduciendo personajes y algunas referencias aparecidas en novelas anteriores, y aunque no es imprescindible para seguir y disfrutar de la historia, sí que es recomendable. Eso sí, no es al estilo de La Rueda, o de Canción, que no puedes leerte el tercer libro antes que los anteriores. Aquí no tienes este problema. No es lo más recomendable porque es posible que te pierdas con algunos personajes que han sido presentados anteriormente, pero nada lo impide.


Además de los habituales personajes de los anteriores libros, añadimos a uno más, que añade una vertiente nueva y más que interesante a este pequeño mundo. Su nombre es Michael, y es un Caballero de la orden de la Cruz. Bueno, eso en sus ratos libres, porque su trabajo es otro, carpintero (lo cual no deja de tener su ironía, teniendo en cuenta todo el trasfondo cristiano que tiene). Es el portador de Amoracchius, una espada sagrada que imbuida en el poder de la Fe es capaz de afectar a espíritus y fantasmas, por lo que será de gran ayuda para Harry en la misión a la que se enfrentará en esta historia, así como aprovechar para actuar como la voz de su conciencia.

Y es que al más puro estilo de Supernatural, la pareja tendrá que descubrir por qué los espíritus y los fantasmas están mucho más inquietos de lo habitual, causando graves problemas, lo cual no dejaría de ser un trabajo tedioso y medianamente peligroso (al fin y al cabo... los fantasmas no son medianías) se convierte en una trama que parece especialmente pensada para atacar a Harry y a sus amigos.
Es interesante ver como si en las primeras entregas la trama ya se asemejaba más a la novela de detectives que a la fantástica, en esta ya llegamos a la confirmación de este hecho. Si alguien busca una novela de fantasía típica aquí, que se de la vuelta. Esto es más bien una novela detectivesca con una ambientación fantástica, donde los sospechosos pueden ser vampiros, y los aliados hadas, demonios... o incluso los propios vampiros.

Otro tema bastante interesante es que nos adentramos más en el pasado de Harry, a través de la aparición de su madrina, un hada (sí, madrina) pero muy diferente a la versión que todos conocemos por parte de Disney. Esta no le quiere conceder deseos... ya lo ha hecho una vez, y ahora quiere el pago, que como no podría ser de otra manera no es más que la servidumbre de Harry para toda la eternidad. Ya es que no se respetan ni las almas aquí. Veremos por cuanto tiempo nuestro protagonista es capaz de burlar los intentos de la mujer de hacerse con él. Lo que es seguro es que no lo va a tener fácil. Desventajas de ser el único mago de Chicago, de encargarse de casi todos los casos sobrenaturales y de contar con pocos amigos en ese entorno.

Por último, también guardamos algo de espacio para el romance, y no posiblemente con quien muchos esperábamos. Quizás sea porque Susan nunca me cayó excesivamente bien, pero yo esperaba que si Harry tenía algún interés romántico, este sería dirigido a la teniente Murphy, pero bueno, algunas veces no queda otra que admitir la derrota, si bien creo que todavía puede quedar mucho que decir al respecto. Al fin y al cabo, un mago no puede esperar tener una vida amorosa estable y tranquila como la de un Caballero de la Cruz, de esos casados, y con varios hijos como Dios manda.

0 esquinazos:

Se ha producido un error en este gadget.