domingo, febrero 04, 2007

Reseñas Manga: Slam Dunk 1-23


Slam Dunk
Guión: Takehiko Inoue
Dibujo: Takehiko Inoue
B/N 192 pags 6,9€
Ivrea


Slam Dunk, el mega éxito de Takehiko Inoue trata sobre la vida de Hanamichi Sakuragi, un pandillero que se convierte en un gran jugador de baloncesto, sólo para tratar de ligar con una chica de su secundaria. Una compleja historia con ingredientes románticos, cómicos y de autosuperación, en el cual el protagonista poco a poco irá descubriendo que siente cierta pasión por este deporte, más allá de las razones por las que se inscribió inicialmente en el equipo.


Cuando uno empieza a leer un manga como Slam Dunk, a pesar de lo que haya oído comentar, de lo diferente que pueda parecer, uno no puede evitar pensar que será similar a otros mangas de deportes. Y es que la influencia de Oliver y Benji está terriblemente arraigada en los chavales de mi generación. Sin embargo, en cuanto comienza la lectura está claro que no podría estar más equivocado. Sí, es cierto que Slam Dunk es un manga cuyo tema principal y de prácticamente único es el baloncesto y la idea de la superación, pero el plantemiento es muy diferente al que estamos acostumbrados. El protagonista no es la estrella del equipo, no es alguien "enamorado" del balón que puede hacer maravillas y que solo con pisar el campo, sus oponentes se echan a temblar. En este caso, el prota es un macarra de tres al cuarto que entra en el equipo con la idea de ligar con una chica, y cual será su sorpresa al ver que ese deporte no solo le está picando el gusanillo, sino que le entusiasma.

Uno de los puntos fuertes del manga es la fidelidad que guarda con un partido real de baloncesto. No hay técnicas especiales, lanzamientos imparables, equipos con 4 clones y un jugador que lo hace todo (aunque si pecara en algo, sería en eso ligeramente). Los partidos tienen resultados aceptables y los jugadores participan todos de manera normal, jugando como si de un partido normal se tratara, lo cual, cuando es costumbre que lo que se vea en este tipo de mangas sea lo contrario, es de agradecer.

Los personajes están todos muy bien caracterizados, empezando por Hanamichi Sakuragi, el protagonista, y como se autodenomina genio, a pesar de ser el miembro más débil del equipo en cuanto a técnica y lanzamiento, pero como según pasan las páginas ves que no es tan descabellado al ver como mejora a ojos vista, seguido de cerca por varios entrenadores y jugadores de alto nivel que se sorprenden de la rápida evolución del pelirrojo. Su punto fuerte son los rebotes y todo gracias a su físico y sus excelentes capacidades de salto.

El resto del equipo son aquellos a los que podríamos definir como los jugadores de calidad, empezando con el pivot, Akagi, el capitán y miembro menos técnico pero que es el álma y el pilar en el que se asienta el corazón del equipo.
Rukawa es la estrella, el novato que rezuma calidad por todas partes y que se convertirá en el principal rival de Sakuragi, puesto que no solo es el que se lleva casi toda la atención del público, sino que además es el gran amor de Haruko, la chica de la que Hanamichi está enamorado.
El equipo lo completan el base Ryota y el escolta Mutsui, dos macarras que abandonan su mala vida para disfrutar de su deporte favorito.

El dibujo de Inoue dista mucho de parecerse al que hemos visto en Vagabond, pero aún así es más que aceptable, y el estilo más cómico y caricaturesco en ocasiones pega más con el ambiente distendido y los moméntos graciosos como los enfrentamientos entre Rukawa y Hanamichi. Aún así, con el paso de los tomos se va viendo la evolución mejorando el estilo hasta ir alcanzando un nivel cercano al de Vagabond.



El equipo al completo


Valoración 7,5/10

5 esquinazos:

Culgan dijo...

Yo llevo pocos mangas de Slam Dunk, pero puedo decir ya que es un manga cojonudo!!! y lo que te ries!!!

Ulin dijo...

La verdad es que destaca por su sentido del humor. Tiene cada momento que...

¡¡Gorila Dunk!! ^__^

Cosa dijo...

Inoue es un dios y Slam Dunk es la ostia, poco mas que añadir jajajajaj

jarlaxle dijo...

Yo he jugado toda mi vida al baloncesto, bueno ya llevo unos años retirado jeje.

Y me sorprendió porque sí es muy coherente la evolución de Sakuragui como jugador. Tal vez la técnica de tiro chirríe algo más, pero por la altura está muy bien llevado, no se flipan.

Una gran obra sin duda.

Y en vagabond está haciendo el mejor trabajo de su carrera.

zentra dijo...

a mi me encantó este manga.. tiene de todo: humor, acción, superación... eso sumado a lo detallista de inoue (el tema de las zapatillas me sorprende... y más que en mis tiempo que jugaba y era fan del basket vi muchas de las zapatillas dibujadas y son iguales =O) hacen de SL una gran obra.

Una de mis favoritas...

Se ha producido un error en este gadget.